Internet

Facebook compra una red social para adolescentes

'To Be Honest' fue lanzada el pasado mes de agosto

Lunes 23 de octubre de 2017
Apenas es un embrión digital, pero Zuckerberg ha visto en esta app un potencial éxito entre escolares que quiere sumar a su cartera de productos. ¿Por qué?

Por Miguel Ángel Ossorio Vega:

En agosto llegó a la App Store de Estados Unidos 'tbh', una red social que busca dar y recibir feedback sobre personas conocidas, pero en formato anónimo. No cualquier clase de feedback: parece que solo el refuerzo positivo forma parte de 'tbh', que además se alimenta de emojis, corazones y pequeños juegos a modo de encuestas y votaciones, tan de moda en el mundo digital (incluso Instagram las acaba de integrar en sus historias). La red social ha ido penetrando de manera progresiva prácticamente de instituto en instituto hasta lograr tener una importante y creciente base de usuarios de un perfil muy concreto: millennials y, sobre todo, las generaciones que vienen por detrás. Algo que puede haber inclinado la balanza para Facebook, que acaba de anunciar la compra de 'tbh' por menos de 100 millones de dólares.

La operación muestra una peculiar fugacidad, pero también la creciente estrategia de muchas tecnológicas: comprar antes de que sea demasiado tarde. Ya no se valoran los hechos, sino las promesas. Las grandes compañías no esperan a que un producto haya crecido y esté asentado en el mercado para hacerse con él, sino que analizan la trayectoria y compran cada vez antes, de manera que el producto crece a mayor velocidad que si lo hiciera de manera orgánica, natural. El caso de 'tbh' es paradigmático: la app crecía a pequeños pasos, lo que hubiese llevado años hasta cubrir todo Estados Unidos. Y nada aseguraba que lo fuera a conseguir. Por el contrario, la compra por parte de Facebook la ha situado en el mapa, lo que llevará a muchos usuarios a adentrarse en ella (pues la compañía se encargará de que así sea), obteniendo un éxito mayor en menos tiempo. De paso, Facebook elimina del mercado a un posible competidor y adquiere una nueva arma contra Snapchat. Tal vez por ahí vengan los tiros, porque en los últimos tiempos, y tras la negativa de Evan Spiegel de venderle su aplicación de mensajería, Facebook no ha hecho más que copiar e imitar la red del fantasma, lo que progresivamente ha ido hundiendo a una compañía que salió a Bolsa sobrevalorada y que ya despierta dudas entre muchos inversores.

Puede que los creadores de 'tbh' no esperasen tamaña repercusión al plantear su producto, pero ahora pasarán a formar parte de la plantilla de Facebook y será con Menlo Park como aliado y proveedor con quien emprendan la senda del crecimiento y la consolidación. Los nuevos tiempos no permiten esperar a despegar: el billete se compra cuando aún estás en tierra.

TEMAS RELACIONADOS: