cabecera

    2 de septiembre de 2014
3330/3695

¿Corren más dos cojos del brazo?

Última actualización 14/03/2013@13:33:49 GMT+1

Los resultados de las principales empresas editoras de prensa en España en los nueve primeros meses no es que sean malos: son escalofriantes. Vienen de más de cuatro años de caídas sin final, EREs sin cuento, miles de periodistas despedidos, más de medio centenar de cabeceras cerradas. Solo queda…fusionarse. Ha comenzado el baile de los cojos.

Acabamos de ver el resultado de fusionar las cajas de ahorro: ha habido que rescatarlas con 40.000 millones para encaminarlas a su liquidación. Ahora algunas se venden por un euro a aquellas entidades con suficiente músculo financiero para gestionarlas, con ayudas públicas, eso sí.

En los primeros nueve meses, el diario “ABC” pierde 9,6 millones y su matriz Vocento, 26 millones. Unidad Editorial, propietaria de “El Mundo”, pierde 36 millones. ¿A quién se le puede ocurrir fusionar “ABC” con “El Mundo”. A sus propietarios, al parecer, ya que han creado una comisión para estudiar la operación. Tal vez piensen en crear un “Grupo Malo” como ha hecho la banca para aparcar sus activos tóxicos del ladrillo en el “Banco Malo”.

Lara ha dicho que solo quedará espacio en España para dos diarios nacionales, uno de centroderecha y otro de centroizquierda. Podría añadir su cabecera, “La Razón” al paquete. Pero es demasiado listo, así que ha declarado que no fusiona su diario. Mejor se sienta a ver pasar los cadáveres.

Hubo en España una vez cuatro diarios nacionales gratuitos e incontables periódicos gratuitos de nicho o locales. Tal vez en algún momento pensaran en fusionarse. Ahora solo queda “20 Minutos” y a pesar de que no tiene competidores ha perdido la mitad de sus lectores en papel y 6,9 millones de euros hasta septiembre. Su Web es un gran éxito, con 13 millones de usuarios únicos al mes (solo le aventaja elpais.com, con 14 millones y elmundo.es con 13 millones). Podría pasarse a todo digital, pero hay un problema: no sería tampoco rentable, sus ingresos digitales no alcanzan. Ahora ya sabemos que la encarnizada batalla por los millones de visitantes fue un sueño ruinoso.

Hubo en España una vez cinco diarios económicos (seis con el fugaz “Economía 16”). Quedan tres y los tres pierden. ¿A alguien se le ha ocurrido fusionarlos? ¿Habrá sitio para uno solo?

¿El camino para enderezar la situación es politizar cada día más a los diarios, teñir de amarillo sus titulares? ¿ O más bien buscar la calidad, los lectores digitales de calidad, los modelos de negocio de calidad? ¿Despedir más periodistas o más bien “filtrar la información y proporcionarle contexto y significado más allá de informar sólo de los hechos”, como dice la Universidad de Columbia en su reciente ensayo “Post-Industrial Journalism”?

Otros posts:


El primer poder compra al cuarto poder

¿Quién hunde a "El País"?

Cuatro verdades en periodismo digital

La prensa está quebrada ¿qué hacemos?

¿Trabajas en un medio zombi?

Contra los directivos de los medios

La crisis llama a la puerta de la TV

¿Eres digital?

La prensa se hunde

Es la cultura digital, idiota

El bucle mediático

!El nuevo "telón de acero" funciona!

La caída de los dioses de papel

Fuera de la red no hay salvación

Noticias: el futuro es móvil

El eje digital anglosajón

La remodelación de El País: más de lo mismo

La explosión del periodismo

Esta prensa es una ruina

El dilema del quiosco digital

El Trato Infernal

Jaque a la Dama Gris

Infoterrorismo

Periódicos 'zombis'

Noticias de Murdoch

La liga de castidad

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (1)   No(0)
3330/3695
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.