www.media-tics.com

Telefónica puede y debe estar en el pelotón de vanguardia de la transformación digital de las operadoras

Las telecos se están reinventando presionadas por la pérdida de rentabilidad y los gigantes de Internet

Chema Alonso y José María Álvarez-Pallete en el Mobile World Congress de Barcelona
Ampliar
Chema Alonso y José María Álvarez-Pallete en el Mobile World Congress de Barcelona

Las empresas de telecomunicaciones son una pieza clave de la digitalización de las sociedades, la base de la competitividad en el siglo XXI. Pero atraviesan una coyuntura complicada: están viendo cómo sus ingresos se erosionan y los gigantes de Internet aprovechan sin peaje sus infraestructuras. Deben pasar de ser una commodity, un "tubo tonto", a participar en el mercado de los contenidos y el desafío clave del Big Data y el Internet de Todas las Cosas. Nuestra Telefónica, ahora dirigida por José María Álvarez-Pallete, ha dado un paso en la buena dirección con la presentación de su plataforma de Inteligencia Artificial AURA.

Un reciente estudio de la prestigiosa consultora McKinsey muestra que los ingresos y flujos de caja de las empresas de telecos se han reducido en un promedio del 6% anual desde 2010. Y esto en un momento en el que deben hacer grandes inversiones. Ya han invertido un billón de dólares en redes desde 2010 y deberán destinar otros 700.000 millones de dólares en lo que queda de esta década para entrar en la era del 5G.

En tan solo 10 años los móviles han cambiado radicalmente la perspectiva de los negocios y la conducta humana. El acceso a Internet desde los móviles se ha doblado en los últimos cinco años hasta alcanzar los 3.600 millones. La estimación de GSMA, la Asociación de Grandes Operadoras, es que en el 2020 el 60% de la población mundial estará conectada a través de estos dispositivos, que primero eran teléfonos y ahora son potentes ordenadores multiuso.

McKinsey se muestra relativamente optimista frente a este enorme desafío. Las operadoras recogen muchos datos acerca de dónde, cómo, cuándo y cuántos abonados utilizan sus móviles. Estos datos son preciosos y precisos: se pueden establecer patrones de uso dentro de un espacio cuadrado de 5x5 metros, en el trascurso de días y semanas, afirma McKinsey. La tecnología de red está mejorando todo el tiempo. Se puede utilizar el aprendizaje automático para ajustar las redes inalámbricas. McKinsey estima que las nuevas tecnologías permitirán a las operadoras reducir sus gastos de capital hasta un 40%, de forma que este capítulo suponga menos del 10% de los ingresos. La atención al cliente puede automatizarse y mejorarse significativamente. Mediante chats de mensajería se podría lograr que solo el 10% de los problemas de atención al cliente necesiten un agente de servicio. La industria de las telecomunicaciones ha sido durante muchos años un sector de servicios públicos. Pero el futuro debe desarrollarse en la economía digital, desde el diseño de productos y experiencias de usuario a la analítica de ejecución y la Inteligencia Artificial. Pocos operadores poseen estas capacidades hoy. Estas grandes empresas deben cambiar de arriba a abajo sus modos de pensar y reinventarse, concluye McKinsey.

En el panorama mundial, China Mobile se destaca en el pelotón de cabeza. Dispone de más de 40.000 millones de euros en caja para hacer compras. A este gigante le siguen las americanas AT&T y Verizon. En un segundo pelotón se sitúan tres japonesas, una australiana y Telefónica. Nuestra operadora tiene un hándicap en su alto nivel de endeudamiento.

César Alierta asumió la presidencia de la teleoperadora en julio del año 2000, tras la caótica gestión de cuatro años de Juan Villalonga, un amigo del presidente del Gobierno José María Aznar. César Alierta fue poniendo orden y protagonizó una importante expansión internacional. Tuvo que lidiar con las turbulencias políticas del mercado latinoamericano y con el fracaso de la tecnología UMTS, que originó un enorme agujero. En el año 2010, la teleoperadora logró los mayores beneficios de una empresa española: 10.167 millones de euros. Alierta deja Telefónica como la séptima firma mundial del sector por capitalización. Eligió a Pallete como su sucesor y en poco tiempo da la impresión de que la elección puede haber sido acertada. Pallete ha dado muestras de poseer una visión de conjunto del sector de las telecos y una buena comprensión de lo que supone Internet y la digitalización, cosa poco frecuente entre los altos directivos españoles. La presentación de la plataforma AURA el 26 de febrero en el Mobile World Congress de Barcelona parece sin duda un importante paso en la buena dirección, aunque como reconoce Chema Alonso, el fichaje estrella de Telefónica de hace dos años, no existe actualmente un modelo de negocio para esta iniciativa. La colaboración de Telefónica con Facebook es una apertura hacia los gigantes de Internet en un ámbito de colaboración más que de enfrentamiento. Quedan muchos pasos por dar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.