www.media-tics.com

Lecciones que hemos aprendido con la desaparición más mediática desde el caso de Marta del Castillo

Diana Quer estaba muerta, no estaba de parranda

Diana Quer estaba muerta, no estaba de parranda
Ampliar
miércoles 03 de enero de 2018, 17:38h

Tras conocerse el fatal desenlace del caso de Diana Quer, muchas voces se han levantado en contra de una cobertura mediática a la que tachan de indecente y sensacionalista. Los detalles de la vida de la joven y la relación con sus padres sirvieron para confeccionar un folletín que nada tenía que ver con los motivos reales de la desaparición. El propio jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), Manuel Sánchez Corbí, ha sugerido en rueda de prensa que se podría escribir una tesis doctoral sobre el tratamiento mediático de la desaparición de la joven madrileña. Sin embargo, en esta historia no solo los medios deben aprender la lección. La sociedad, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la clase política también han de sacar sus propias conclusiones.

  1. No juzgar a la víctima

Diana Quer no era una víctima cualquiera. Los medios se fijaron rápidamente en ella por su aspecto físico y su estatus social. Desde el primer momento empezaron a circular fotografías de la joven en bikini o posando para una agencia de modelos. Los comentarios no se hicieron esperar. La sociedad, alentada por las noticias que iba consumiendo, recreó la imagen de una chica frívola, inmadura y problemática que se ausentaba de casa con frecuencia. Sus “otras desapariciones” invitaban a pensar que esta chica caprichosa que conocía chicos por Internet se había fugado de nuevo para dar una lección a su madre. Incluso un programa de televisión realizó un análisis de su firma que no la dejaba en buen lugar. Su físico, su forma de vestir y su carácter fueron motivos suficientes para culpabilizar a la víctima, y muchos mensajes publicados en las redes sociales giraban en torno a una idea: “ella se lo ha buscado”.

  1. No añadir sufrimiento a la familia

Ante el drama de una desaparición, la sociedad tiende a empatizar con los padres de la víctima. No fue el caso de Diana Quer. Los medios de comunicación siempre pusieron a sus progenitores y a su propia hermana en el punto de mira. Las disputas de unos padres separados se situaron en el centro del tablero de un juego macabro. Ahora sabemos por el coronel Manuel Sánchez Corbí que la Guardia Civil solo se limitó a realizar un análisis de la familia, ni siquiera una investigación, que sirvió para descartar rápidamente que hubiera un sospechoso en su entorno. Sánchez Corbí calificó de “poco acertada” la información vertida sobre el caso durante el último año y medio e incidió en que se tuviera en cuenta que la víctima tiene familia. El trágico desenlace pone en evidencia a unos medios que justificaban la desaparición como el caso de una “pobre niña rica” con una familia desestructurada.

  1. No puede haber desapariciones de primera y de segunda

Durante el año y medio de incertidumbre acerca de lo que ocurrió la noche del 22 de agosto en A Pobra do Caramiñal (A Coruña), los medios prácticamente no han dejado de publicar informaciones relacionadas con Diana Quer. Sin embargo, cada año se producen al menos 14.000 denuncias por desapariciones de seres queridos. ¿Por qué unos casos merecen la atención de la prensa y otros no? La familia del joven Iván Durán, desaparecido en Baiona en las mismas fechas que Diana Quer y encontrado muerto en febrero de 2017, llegaron a declarar en su momento que “todos pagamos nuestros impuestos y tenemos el mismo derecho a que el Estado ponga todos los medios a su alcance” para buscar a las personas desaparecidas. El periodista de investigación Juan Rada escribió un artículo en el que no dudaba en establecer una relación entre la presión mediática y la puesta en marcha de toda la maquinaria policial.

  1. Controlar las filtraciones

¿Cuántas noticias falsas fueron el resultado de no contrastar la información y cuántas eran fruto de filtraciones interesadas? Una información atribuida a un confidente de la Guarida Civil apuntaba a que había dos personas relacionadas con el narcotráfico gallego que habrían subido a Diana en un barco rumbo a Sudamérica. También trascendió que la buscaban en Serbia, Croacia o Rumanía. En muchas ocasiones se ha utilizado a la prensa para provocar más ruido y desviar la atención. En esos casos, el principal sospechoso se relaja creyendo que son otras las líneas de investigación. Las autoridades también han mostrado su enfado por las continuas filtraciones que se han producido en este caso, principalmente la que señalaba la correlación entre el intento de secuestro de una joven en Boiro y la desaparición de Diana Quer. Esta noticia precipitó la detención de ‘El Chicle’.

  1. Replantearse los cambios en la política de protección de datos

Sánchez Corbí no solo se mostró muy crítico con la prensa. El coronel también cuestionó las trabas legales que se encuentran las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad al investigar un caso tan complejo como este. El jefe de la UCO destacó que la clave para localizar a ‘El Chicle’ en el escenario de la desaparición fueron los datos móviles. Tener acceso a esta información permitió situar el móvil de Diana Quer y el del sospechoso en el mismo recorrido hasta que se pierde la pista del teléfono de Diana. Por lo tanto, Sánchez Corbí incidió en que es fundamental que las compañías de telefonía móvil conserven esos datos. En la actualidad, en España sigue vigente la Ley de Conservación de Datos de 2007 que obliga a las empresas que prestan servicios de comunicaciones electrónicas a conservar los datos de los usuarios durante al menos 12 meses. Esta medida, que ha sido clave para los investigadores en la lucha contra el terrorismo yihadista, choca, según el Tribunal Superior de Justicia de la UE, con derechos fundamentales como el respeto a la vida privada y a la protección de datos personales. Estamos ante el eterno debate de qué debemos priorizar como sociedad: ¿el derecho a la privacidad o a la seguridad?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.