www.media-tics.com

    

Blogs > Balas Mediaticas

Este medio de comunicación puede seguir la pauta de hundimiento de la prensa

La televisión, tal y como la conocemos, marcando nuestras vidas en más de medio siglo, está entrando en una pendiente de bajada no coyuntural, sino de modelo. Con más retraso que la prensa, podría sucederle algo parecido a lo que acontece con los medios impresos en el mundo desarrollado, o sea, una mutación que no se arregla con recortes de costes ni ajustes, sino con un cambio total de modelo de negocio, gestión editorial y reinvención periodística.

Los banqueros suelen ser gente conservadora y tiene lógica que así sea. Lo que pasa es que en los tiempos actuales ser muy prudente y conservador puede ser mortal. Francisco González, presidente del BBVA, se ha caracterizado por su preocupación por la tecnología. Está en buena posición para ver lo que se avecina: la discontinuidad.

El comercio electrónico va a explotar a nivel global en los próximos años y es ya una realidad a tener en cuenta con carácter preferente, porque va a revolucionar profundamente el sector del comercio tradicional mundial.

Hacia el 2020 todo el mundo estará conectado. Lo ha dicho nada menos que Eric Schmidt, el director de Google. Y John Chambers, presidente de Cisco, remacha: no solo las personas, todas las cosas del planeta estarán conectadas mediante una interfaz a una infraestructura digital. Está en marcha la cuarta fase del proceso de digitalización planetaria, el Internet-De-Todo (IoE en sus siglas en inglés). Las consecuencias económicas, culturales y políticas, serán impredecibles. La discontinuidad se impone.

El continuismo crónico de los medios de comunicación tiene los días contados: se están arruinando a una velocidad mayor de la esperada. Los despidos masivos, los recortes, los cierres, ahondan su crisis, pues no es tanto el modelo informativo como el modelo industrial el que ha naufragado. Muchos sectores antes que el editorial han llevado a cabo su revolución posindustrial, externalizando toda su producción excepto el I+D+I y el marketing. La externalización de redacciones o la tercería del talento es su gran asignatura pendiente.

Era la primera vez que asistía, aunque el Congreso tiene 14 años de vigencia, todo un mundo en la vida digital. Recordemos que cuando se celebró la primera edición se estaba lanzando un novedoso sistema de mensajería por móvil llamado SMS. Estamos en un momento clave del sector de medios de comunicación: el statu quo vigente más de un siglo en el mundo desarrollado se está desmoronando más deprisa de lo esperado, con devastadoras consecuencias en la profesión periodística. Se calcula que en España puede haber ahora unos 27.000 periodistas y titulados en paro. Necesitamos más iniciativas como la de Huesca, y más perspectiva global.

La cotización de Google está surfeando sobre la ola alcista de los mercados financieros de manera imparable. Su acción se dirige derecha hacia la asombrosa cota de los mil dólares, en una empresa de creación relativamente reciente. Mientras, Apple cae un 40% sobre su máximo histórico. Google también está surfeando sobre los intentos, esencialmente europeos, de limitar su poderío y de hacer que pague a los editores de aquellos contenidos que ofrece su buscador. ¿Puede Google ganar todas estas batallas y finalmente perder la guerra? Puede.

La “biblia” del periodismo económico mundial, el sesudo y altivo “Financial Times”, acaba de cumplir 125 años con buena salud y posiciones avanzadas en su transición digital, pero más sectario y sesgado que nunca. Parece una tendencia global: algunas de las grandes catedrales del periodismo mundial están patinando con notoria falta de celo, mezclando la opinión y la información, desdeñando la tan cacareada objetividad. ¿Será cosa derivada de la búsqueda desesperada de lectores, de papel o digitales?

Somos un país único en el mundo. Vamos de extremo a extremo, de la euforia constructora y crecimiento económico récord, a la peor depresión y tasa de paro sin parangón. Hemos sido el único país europeo y tal vez mundial que ha tenido cinco diarios económicos (seis, si contamos “Economía 16”, que duró cinco meses).

El director de “El Mundo”, Pedro J. Ramírez, es sin duda un periodista de gran talento y capacidad de trabajo, un vendedor nato de periódicos, que llevó adelante la hazaña de sacar un diario casi de la nada y convertirlo en el segundo medio del país. Pero algo extraño está pasando, pues “El Mundo” se está hundiendo sin remisión, con los datos en la mano. A pesar de despedir a una buena parte de su plantilla, pierde dinero a raudales. Y pierde audiencia en caída libre, por encima de la media del sector.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,265625