www.media-tics.com

    

Blogs > Blog de Joaquin Abad

Cada vez se va haciendo público que más de la mitad de las visitas a páginas web con publicidad son falsas. No me refiero a las visitas generadas por las arañas de los buscadores que rastrean nuestras sites continuamente para actualizar sus bases de datos a nuestra costa. No. Me refiero a las que proporcionan esos cientos de empresas que venden miles de visitas, miles de visitantes únicos a precios muy competitivos.

Desde hace años se decía que nuestro nivel de lectores de prensa era casi tercermundista. Vamos que las tiradas millonarias de ejemplares de Gran Bretaña o Alemania, por poner un ejemplo, aquí era pura ficción. Los grandes rotativos nacionales se felicitaban porque vendían, la mayoría de las veces regalando CD's o DVD's o cuberterías, unos cientos de miles de ejemplares. Lo de vender un millón al día, ni tras el golpe de Tejero el 23-F.

Lo mismo que es casi imposible poner puertas al campo, va a resultar muy difícil legislar eficazmente contra la piratería. Desde hace años, desde que en todas las casas hay al menos un ordenador conectado a internet, nuestros jóvenes se han acostumbrado a bajarse música sin pagar. Lo hicieron antes de que las tiendas on-line ofrecieran esa posibilidad, ya que las discográficas pretendían seguir vendiendo CD's sin querer entender que la demanda era otra.

No es que yo sea muy amigo de Google. Me parece que se ha hecho imprescindible y está abusando de su posición de casi monopolio mundial. Además, acostumbró a las empresas a utilizar, gratis, el servicio de correo Gmail. Cuando las empresas que daban servicio de correo cerraron, ellos lo han puesto de pago. Y a qué precios... Las empresas tecnológicas se olvidaron de dar servicio de correo y ya no les merece la pena competir con Google. Y de esas varias.

Los datos son irrefutables. Los periódicos catalanes, sectaristas donde los haya y defendiendo la secesión como si les fuera la subsistencia en ello, se sangran en su circulación. Tanto el Periódico de Barcelona como La Vanguardia, antes Española, han perdido casi un veinte por ciento de sus ventas.

Hace pocos días un ruso me comentaba que en su país la publicidad, los banner´s, en los periódicos digitales era muy cara. Y que además existían cientos de periódicos on-line y todos eran muy rentables, al contrario que en occidente.

Este mes de setiembre se anuncian novedades en el mundo de los smartphone’s, tabletas y dispositivos que seguro nos van a cambiar, aún mas, la manera de entender cómo será la lectura de revistas, diarios, libros, en el futuro.

Hace un par de meses contacté telefónicamente con un amigo, editor al que la crisis en su comunidad autónoma le estaba golpeando. Las deudas de organismos oficiales le ahorcaban de tal manera que había decidido cerrar las cinco redacciones que tenía y unificar en un solo producto el diario que fundó a comienzos de los ochenta.

Me refiero casi en exclusiva a los diarios de información general. Cuando las empresas periodísticas en provincia editaban de forma modesta sus ediciones locales, subsistiendo prácticamente de las suscripciones, venta en el kiosco y apenas algo de publicidad, eran en verdad independientes. Los periodistas en plantilla de las pequeñas redacciones mantenía con orgullo la independencia antes mencionada. Nadie les indicaba el sentido de su información y trataban de relatar la verdad. Eran profesionales dignos, no muy bien remunerados, pero si admirados por su honestidad.

Desde que los medios informativos descubrieron internet se han dado paso a mitos que unos se han desmontado ya y otros terminarán por desenmascararse y nacerán otros. En el fondo todo es un negocio. Todo son operaciones especulativas que una vez obtenido el beneficio se deja morir.
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,998046875