25 de mayo de 2020, 9:52:20
Medios de Comunicación

El declive de la televisión tradicional será inexorable, pero la creatividad en los contenidos nunca ha sido mejor


Jaque a la TV


La era digital, que ha puesto contra las cuerdas a los grandes medios de prensa de todo el mundo, va a originar una discontinuidad radical en el negocio de la televisión. Los ingresos publicitarios de las cadenas de televisión tradicionales muestran una clara tendencia a un declive prolongado. Mientras tanto, se da la paradoja de que la creatividad en los contenidos, especialmente en las series producidas en EEUU, nunca ha sido tan alta.


Un estudio llevado a cabo por el analista de medios norteamericano Michael Nathanson llega a la conclusión de que los ingresos publicitarios de los canales tradicionales de televisión van a experimentar un lento pero prolongado descenso, en torno al 3% anual, de aquí al año 2020. En el mercado norteamericano, los espectadores situados en un segmento de edad entre los 18 y 49 años van a experimentar un descenso en el tiempo que le dedican a la televisión tradicional, entre el 5,5% y el 6,5% en los próximos 5 años, dice el mencionado estudio. El mayor declive se va a producir en el segmento entre 18 y 24 años, una generación que cada vez más centra su ocio en el móvil. Estos jóvenes espectadores difícilmente van a suscribirse a un paquete de televisión por cable, pero van a incrementar su consumo de medios digitales un 170% entre 2009 y 2014, aunque disminuirán su consumo de televisión tradicional un 21% en 5 años, afirma Nathanson. Los telespectadores mayores de 50 años son los más fieles a la televisión tradicional. El consumo de medios online crecerá desde un 44% del total el año pasado hasta un 56% en el horizonte de 2020. El consumo de televisión tradicional caerá del 37% el año pasado al 30% en el 2020. Las cadenas de deporte serán las que mejor se defiendan y las más vulnerables son las ofertas en amplios paquetes de la televisión por cable. Verizon ha cerrado su canal para pescadores y cazadores recientemente. El pasado marzo también cerró su canal del tiempo para reducir costes.

La reciente presentación de Apple TV, una plataforma de aplicaciones con un mando a distancia accionado por voz que permite a los usuarios buscar a través de todas las fuentes, podría cambiar los hábitos de los telespectadores, según coinciden en afirmar varios expertos. Se está acelerando así la desintermediación que los proveedores de contenidos de TV ya están experimentando.

Recientemente informábamos que las acciones de los grupos de televisión tradicional norteamericanos han caído un 7% este año. Las audiencias de las cadenas tradicionales estadounidenses bajaron, por su parte, un 9%.

Lo curioso del caso es que la producción de contenidos de calidad para la televisión está viviendo una edad dorada sin precedentes. Series como “House of Cards”, “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, “Juego de Tronos” o “True Detective” están ahora en la boca de un público cultivado, tradicionalmente reacio a ver la televisión tradicional. Este año se producirán en EEUU nada menos que 400 series. Está surgiendo una televisión de calidad para adultos que es compatible con la televisión basura que también producen los canales tradicionales. Dos mundos contrapuestos o tal vez complementarios.

Mientras tanto, en España, el duopolio de Mediaset y Atresmedia marcha viento en popa, emitiendo indigestas cantidades de anuncios repetitivos e invasivos, pero teniendo ante sí una difícil cita con el futuro.

media-tics.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.media-tics.com