3 de junio de 2020, 18:57:26
Internet

El PSOE hace público un documento que propugna un modelo de economía digital como palanca de crecimiento


Queremos un Gobierno 3.0.

Por Miguel Ormaetxea

El Gobierno de Mariano Rajoy se ha caracterizado por un flagrante analfabetismo digital, con aberraciones tales como la Tasa Google. En las pasadas elecciones de diciembre, los programas y los debates de los partidos apenas han abordado el tema crucial de la innovación, la transición digital o la economía colaborativa. Ayer 8 de febrero, el PSOE, que está intentando recabar apoyos para formar Gobierno, hizo público un extenso documento con un programa de Gobierno que se abre con la propuesta de un modelo de economía digital.


El PSOE habla en su programa de un nuevo “Plan de Transformación Digital 2016-2019”, con el que se pretende, entre otras cosas, extender la banda ancha de alta velocidad a todos los hogares españoles y el grueso de las pymes y administraciones públicas. Pone también especial énfasis en “reducir la brecha digital, social y territorial”.

Hay una clara apuesta por la consolidación de una recuperación económica “vigorosa, sostenible y más inclusiva, que requiere un cambio en el modelo de crecimiento más basado en la innovación”.

Propone también reformar el estatuto del CDTI, que se transformaría en una Agencia Estatal de Innovación, con más autonomía y mayores recursos. Propone dedicar el 3% de todas las nuevas inversiones públicas a Compra Pública Innovadora.

Propone crear una red de Centros de Excelencia en Innovación Industrial (CEU), formado en torno a los “productos y tecnologías facilitadoras” (nanotecnología, micro-nanoelectrónica, materiales avanzados, fotónica, biotecnología, etc).

Pide reformar la ley 25/2015 de Segunda Oportunidad para facilitar el acceso a la misma de emprendedores y micro-empresarios.

Por último, pide “avanzar decididamente en la armonización de las licencias y permisos dentro del país, a través del reconocimiento mutuo entre Comunidades Autónomas”.

La propuesta está en línea con lo que vienen predicando –generalmente en el desierto- numerosos expertos del sector y también con lo que intenta llevar a cabo la Agenda Digital europea. Por ejemplo, Javier Santiso, autor del libro “España 3.0: Necesitamos resetear el país”, destaca que nuestro país está en el furgón de cola en la inversión en tecnología. En España no tenemos ni un solo unicornio (empresas tecnológicas de más de 1.000 millones de valoración), mientras que países pequeños como Suecia o Israel ya compiten con varios unicornios. “Seguimos, los lunes al sol, estirándonos espléndidos como linces ibéricos”, dice Javier Santiso en un reciente artículo publicado en “El País”.

Es curioso observar que desde posiciones autodenominadas “progresistas” se defiende a capa y espada la aplicación rigurosa de una “Ley de Propiedad Intelectual” que es producto de la era analógica y que debe ser revisada y puesta al día en el horizonte digital. El eslogan de la lucha contra la piratería parece ser un mantra repetido hasta la extenuación. Así lo hizo en la entrega de los Premios Goya el sábado pasado el presidente de la Academia del Cine, Antonio Resines, que llegó a afirmar que en España el pasado año se descargaron ilegalmente una media de 1.900 películas por minuto. Esta afirmación ha sido rápidamente denunciada por los expertos del sector. Así lo hizo, por ejemplo, el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, que calificó la postura de Resines como “penosa”. Más duro fue Enrique Dans, Profesor de Sistemas de Información en IE Business School, que tituló su devastadora crónica sobre la entrega de los Premios Goya de la siguiente manera: “Diez razones por las que Resines es un payaso desactualizado”.

media-tics.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.media-tics.com