30 de octubre de 2020, 18:23:36
Medios de Comunicación

Urbano Cairo, dueño del Torino y de una cadena televisiva, busca ampliar su influencia mediática


La OPA del pequeño Berlusconi sobre RCS sacude Unidad Editorial

Por Fabrizio Símula

El grupo italiano Cairo Communication ha lanzado una oferta pública de adquisición (OPA) sobre la mayoría de acciones de RCS MediaGroup, dueño de Unidad Editorial, editora de El Mundo, Marca y Expansión. Esta operación podría conllevar un auténtico terremoto en Unidad Editorial, empezando por afectar a la precaria situación de su presidente, Antonio Fernández-Galiano. La OPA llega en un momento de extrema debilidad para la editora de El Mundo, que está inmersa en un plan de transformación y recortes.


Urbano Cairo, presidente y fundador de Cairo Communication, ya es uno de los socios minoritarios de RCS (posee el 4,6%) y es conocido en Italia como el pequeño Berlusconi. Al igual que el ex primer ministro italiano, Cairo es dueño de un histórico equipo de fútbol, el Torino; además controla una de las principales cadenas italianas de televisión, La 7, y un grupo de comunicación cuyo principal baluarte es la venta de espacios publicitarios. La 7 es una de las pocas cadenas privadas que resisten en Italia frente a la competencia del imperio mediático de Berlusconi y su programación está especializada en entretenimiento e información política y económica.

Según la nota informativa enviada por Cairo, la oferta pretende "crear un gran grupo editorial multimedia, dotado de un liderazgo estable e independiente, y reforzar el perfil económico y financiero de RCS acelerando el proceso de reestructuración y relanzamiento". El comunicado también da una señal de alerta respecto a los planes de recortes ya que el nuevo dueño quiere devolver a la compañía "hacia su propia rentabilidad característica, liberando los recursos necesarios para reequilibrar la situación financiera y realizar las inversiones necesarias para su consolidación estratégica". La oferta prevé además "realizar complejas reestructuraciones empresariales", "tanto en los ingresos publicitarios como en los sectores de los periódicos".

La restructuración propuesta por Cairo en RCS podría conllevar un nuevo ajuste también en Unidad Editorial, que ya está en pleno proceso de recortes. Según el plan actual, la editora de El Mundo, Marca y Expansión debe recortar en España unos 15 millones de euros en tres años y ha anunciado el lanzamiento de un ERE para despedir un mínimo de 140 personas y un máximo de 280.

Paradójicamente, con el nuevo panorama tras la OPA, Antonio Fernández Galiano tiene una nueva oportunidad para mantenerse al frente de Unidad Editorial. Hasta ahora su continuidad en la empresa estaba en entredicho y su relación con la directiva de RCS, liderada por Laura Cioli, no es de las mejores, por lo que su destitución era bastante probable. No obstante, la llegada de un nuevo socio controlador a RCS puede abrir la oportunidad a una nueva reestructuración en la gestión y por tanto a la continuidad de un superviviente experimentado como Galiano. Cioli era la principal impulsora de la marcha del presidente de Unidad Editorial, pero ahora con el probable cambio de dueño en RCS todas las sustituciones de ejecutivos queden paralizadas. Se abre un periodo de incertidumbre que Galiano quiere aprovechar para ganar enteros de cara a los futuros dueños de Unidad Editorial.

Las consecuencias que generará la operación dentro de Unidad Editorial son aún una incógnita, pero los medios italianos señalan que el mercado español no es prioritario para Cairo. Con la OPA, el pequeño Berlusconi busca sobre todo ganar influencia e incrementar su dimensión en Italia. Por tanto, podría incluso deshacerse de su Unidad Editorial, que es un lastre económico para RCS.

Dudas entre los principales accionistas de RCS

La fortaleza de esta OPA reside en que Cairo tiene una liquidez de más de 100 millones de euros y es muy rentable, mientras que RCS, segundo grupo editorial del país, tiene contraída una deuda de más de 485 millones. Hace algún tiempo una oferta de estas características por RCS, editor del Corriere de la Sera y de la Gazzetta dello Sport entre otros medios, hubiera sido imposible por el conglomerado de diferentes accionistas con los que contaba. Pero ahora la situación es diferente, porque RCS se encuentra en una posición más débil, sobre todo por las deudas que arrastra en los últimos años, provocadas en gran parte por los números rojos de Unidad Editorial.

Además, algunos de los accionistas más importantes como el caso de FCA (antigua Fiat), ha anunciado la venta de su participación en la compañía. RCS se encuentra en una encrucijada, debido sobre todo a su mastodóntica deuda, y tras la pérdida del músculo financiero de FIAT, no está en una solida posición de ventaja en la futura negociación.

Por el momento la OPA sigue en el aire: ayer el Consejo de Administración de RCS MediaGroup mantuvo una reunión extraordinaria para valorar la propuesta realizada por Cairo y sus miembros expresaron profundas reservas al considerar que la oferta es muy inferior a su valor en el mercado y, además, perjudica al proceso de negociación con los bancos que mantiene abierto con el objetivo de refinanciar su deuda. Los planes de Cairo para hacerse con el control de RCS podrían chocar con los intereses de los accionistas históricos de la casa (Mediobanca, Diego Della Valle, UnipolSai y Pirelli), según apunta el diario italiano Il Sole 24 Ore. Estos no estarían dispuestos a aceptar la valoración económica hecha por Cairo, pero sí podrían considerar un plan alternativo con el fin de empujarle a aumentar su oferta.

media-tics.com.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.media-tics.com