23 de julio de 2024, 16:03:07
PERIODISMO

La vicepresidenta primera del Gobierno acaba de anunciar un programa de ayudas a los medios para mejorar su digitalización. La labor de CLABE ha sido importante para este logro


La prensa tradicional debe ser protegida

Por Miguel Ormaetxea

La vicepresidenta primera del Gobierno anunció en Santander un plan de ayudas a los medios de comunicación. El Club Abierto de Editores (CLABE) ha mostrado su satisfacción por las ayudas y señala que “es el resultado de un intenso trabajo entre el sector y las instituciones, que CLABE lidera desde el 2020”, afirma el presidente de la asociación, Arsenio Escolar. El plan llega en un momento delicado para el sector, esencial para la calidad democrática de la sociedad.


Cada vez hay más evidencias en todo el mundo de las presiones y problemas de los medios de comunicación tradicionales. En Francia, el multimillonario Vicent Bolloré impuso un director cercano a la extrema derecha como director del prestigioso “Journal du dimanche”, biblia de los liberales galos. En “Le Monde”, no menos de 400 personalidades se unieron para denunciar este “atentado contra las libertades democráticas”. En muchos países, los millonarios han ido tomando posiciones en los medios de comunicación, fragilizados por la industria digital. Bolloré, Daniel Kretinsky o Elon Musk en EEUU, están en situación de imponer sus criterios e intereses en medios destacados. Y lo ejercen.

Por otro lado, Jeff Jarvis, uno de los máximos especialistas en medios de comunicación nivel mundial, ha publicado un largo artículo sobre la Inteligencia Artificial generativa y sus usos en medios, a raíz de que la Oficina de Derechos de Autor de EEUU pidiera aportaciones sobre derechos de autor e Inteligencia Artificial. Jarvis es partidarios de replantear las líneas tradicionales de estos derechos.

"Veo muchos usos para la IA en el periodismo", dice Jarvis, "y me preocupa que el campo tecnológico más amplio de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático pueda verse arrastrado por la regulación debido al mal uso, la tergiversación, la falibilidad fáctica y la caída de la reputación de la IA generativa específicamente".

"La IA tiene un valor incalculable en la traducción, ya que permite tanto a periodistas como a usuarios leer noticias de todo el mundo”, explica. “Les pido a periodistas y editores, que ven Internet y ahora la inteligencia artificial como competencia, que reflexionen. En un próximo libro, afirmo que los medios de comunicación están envueltos en un pánico moral en toda regla por estas tecnologías. La llegada de una máquina que puede producir un sinfín de prosa fluida mercantiliza el contenido que producen los medios y priva a los escritores de nuestro estatus especial. Por eso enseño que los periodistas deben comprender que su valor no reside en el bien que producen, el contenido, sino en cualidades de autoridad, credibilidad, independencia, servicio y empatía”, zanja.

media-tics.com.  Todos los derechos reservados.  ®2024   |  www.media-tics.com