"Ser uno mismo y sin miedo, ya sea correcto o incorrecto, es más admirable que la fácil cobardía de la rendición a la conformidad" (Irving Wallace)