“No hay una belleza exquisita sin cierta extrañeza en la proporción” (Edgar Allan Poe)