Evitar el efecto mariposa e ir cerrando las heridas abiertas por el Covid-19