www.media-tics.com

Una reflexión sobre las variaciones de Goldverg BW 988 de Johann Sebastian BACH (1685/1750)

martes 02 de septiembre de 2014, 12:00h

La música clásica solo atrae a un 5% de la población mundial. Loren Mazel

Al empezar a hablar de música clásica, deberíamos recordar el origen de la palabra “Clasico”, viene de Clasicus, denominación de los soldados de “primera fila” de las centurias romanas. O si preferimos en terminología taurina, el toreo clásico es “lo que no se puede hacer mejor” y es lo que pasa con esta maravillosa obra, las Variaciones de Goldberg que  Bach, compuso en el año 1741.

Musicalmente hablando es aria en forma de zarabanda como tema único, que aparece al principio y al final de la obra, donde las melodías están ligadas por variaciones armónicas de ese único tema para componen de forma “toroidal” los 30 movimientos de su famosa composición, cuyos alarde de simetría y recurrencia siguen fascinando al mundo de la música y la matemática.

Cada movimiento consiste en 32 compases repetidos dos veces y son casi con seguridad uno de los mejores ejemplos de simetría sonora ya que al repetirse el aria al final, evoca la perfecta simetría del circulo.

No solo sucede esto en la música, sino que en los grabados de Escher existen paralelismos que nos remiten a las paradojas clásicas de los griegos y en el mundo de la lógica matemática moderna, un famoso teorema  llegó a estremecer el pensamiento del pasado siglo. Me refiero al pensamiento de Kurt Gödel que nos viene a decir que todo sistema formal, como un programa de ordenador, el lenguaje - y la música lo es - o el proceso de pensamiento, llega en algún momento a situarse en el límite de la autorreferencia: es decir, de querer expresarse por sí mismos.

Surge así la emoción del infinito, como un juego de espejos enfrentados y obligados a reflejarse mutua e indefinidamente.

 

 

En la electrónica lo llamamos realimentación (feed back) que permite la mejora del rendimiento mediante un proceso de “bucle” de los circuitos electrónicos, para la mejora de la amplificación de las señales.

Aunque originalmente se compusieron para que el clavecísta de la corte de Dresde, Johan Gottier Goldberg pudiera entretener al conde Karl von Keyserling en sus noches de insomnio, posteriormente se  interpretaron con instrumentos tan dispares como el órgano, el piano, la viola o incluso la lira,  al igual que con distintos dispositivos electrónicos podemos oír o visualizar un mismo contenido con nuestras “cuatro pantallas” ya sea un receptor de TV, un ordenador, un móvil o un tablet PC.

Una de las versiones más conocidas de esta obra es la  de Glenn Gould, aunque existen otras magnificas interpretaciones por otros virtuosos pianistas. Pero lo que seguramente no pudo imaginar el visionario J.S. Bach es que esos mismos compases sirvieran de telón de fondo para la película del asesino en serie, Hannibal Lester.

Debemos recordar que ésta no fue la única terapia musical de la época, pues en 1735 Farinelli llegaba a la Corte del Rey Felipe V para curarle de su “locura melancólica” a base de cantarle repetidamente las canciones compuestas para el más famoso de los “castrati”.

El último de las castrati fue Alessandro Moreschi que murió en 1922 ya que esa práctica quirúrgica quedó suprimida para esos “angélicos” fines  en 1870.

De su repertorio existen una serie de grabaciones realizadas entre 1902 y 1904 de un valor excepcional ya que es el único testimonio en formato magnético que nos han llegado, entre ellas el “Ave María” de Gounod…

Para escuchar las variaciones, mi recomendación es empezar por la variación decimosexta que Bach llama obertura, cuando este término  está reservado “exclusivamente” al comienzo de una pieza musical.

Así, nos podríamos preguntar donde empieza y termina el circulo, por lo que corriendo la imaginación, parece que seamos uno de los cuatro monjes del paradójico grabado de Escher, cuando al subir los cuatro tramos de esa escalera musical nos encontramos de nuevo en el punto de partida!!

 

Otros post:

Presentación

Música y tecnología

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011, S.L.B8591175
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.