www.media-tics.com

Rosa García, presidenta y consejera delegada de Siemens España

Rosa García, presidenta de Siemens
Rosa García, presidenta de Siemens

“¿Cómo pedimos a las empresas de energía que pongan enchufes en las calle si solo hay 213 turismos eléctricos en España?”

“No se puede competir en precio de mano de obra con los chinos, cobran cien euros mensuales”

martes 02 de septiembre de 2014, 12:00h

Los recortes en I+D+i realizados por el gobierno lastran el crecimiento económico. La presidenta de Siemens aconseja al gobierno hacerlos “con bisturí” y solo en las áreas que sobran. Siemens hace 40 patentes diarias, es el número uno en Europa gracias a una inversión anual de 4.000 millones de $. Insistió en la necesidad de poner en valor las patentes de las universitarias en un trabajo conjunto con las empresas. Dio las respuestas tecnológicas a los problemas de la economía española, y a los derivados del crecimiento desordenado del planeta hasta 2050. Una lección de futuro con sentido común en el Foro Innova de Nueva Economía Fórum.

La presidenta de Siemens abogó por la economía real “hacer cosas físicas para ponerlas en sitios” en vez de trabajar solo pensando en el futuro para no “inventarse las necesidades”, equivocación que ha ayudado a crear las burbujas cuyo estallido ahora sufrimos. Resumió el futuro mundial con un escenario en el que España está en inferioridad de condiciones con respecto a los países del entorno, y habló de las correcciones tecnológicas que pueden paliar ambas situaciones, y en las que Siemens trabaja.

“España tiene dos retos”, cambiar el modelo exportador y el energético. Aseguró que la globalización y la industrialización trabajan en contra de España, con el deterioro del PIB industrial, que es peor al de los países de nuestro entorno, y abogo por un cambio de modelo en la exportación. Recordó que “seguimos exportando productos de muy baja tecnología”. Abogó por cambiar el modelo exportador, porque “seguimos exportando a los mismos países que hace 30 años, y solo el 4% de las exportaciones va a países emergentes. Las empresas que mejor aguantan es porque han aprendido los trucos de la exportación en países muy diferentes al nuestro”. Dio el ejemplo de Mondragón que “están consiguiendo realizar una exportación tecnológica porque han conseguido realizar un círculo virtuoso con la investigación universitaria”.

En el reto energético, Siemens apuesta por “perder la menor cantidad posible de energía, es la mejor”, en los hogares (con aislamiento) como en las fábricas o en la distribución de la energía. Acompaña a España con investigación para tener una tecnología que “produzca más por cada hora de sol o de viento. Siemens acompañará a España con tecnología verde”. Las energías verdes autóctonas disminuirían la dependencia del crudo, un 84% de la energía en España, -“el PIB español baja un 0,1% por cada 10$ que sube el precio del barril, y eso puede suceder con el cierre de puertos o guerras”. Abogó por profesionalizar la instalación de energías renovables, -“con las primas las cuentas salían”- acortando los permisos de instalación para no hacer parques superados por tecnologías más modernas.

Recordó que tenemos “fábricas viejas que utilizan mal la energía, supone el 60% de los gasto industriales, y si podemos ahorrar el 45% seremos competitivos. El consumo de energía por PIB industrial español triplica al de los países de nuestro entorno” Impera hacer una reconversión “energética en las fábricas para abaratar precios, es imprescindible para competir con China”, y dada la imposibilidad de competir en el coste de mano de obra (100 euros mensuales). Tecnologías de ahorro energético y verdes, como la biomasa, son imprescindibles. En España se han creado 540.000 empleos en la industria verde desde el año 2000, “es la forma de competir con los asiáticos que consumen la energía peor, y podríamos exportar renovables”.

España debe invertir 19.000 millones de euros para adecuarse a la normativa europea de ciudades. Otra vez la energía es la protagonista para “gastar menos energía en edificios públicos, en la electrificación de las calles o en los transportes”. También hay que invertir en infraestructuras de agua y en basuras “que debe convertirse en energía”. Dos caminos para solucionar el problema del tráfico urbano: imponer un canon a la entrada de vehículos (solución de Londres), o anticipar los atascos y reencaminar el tráfico de forma inteligente. Tener muchos kilómetros AVE no es la solución porque “solo el 5% del tráfico de pasajeros es por tren, y solo el 2% de mercancías”.

Del coche eléctrico, dijo, “es una tecnología muy incipiente que todavía debe desarrollarse”. Eso, y la escasa red urbana de enchufes frena su extensión. Pero “es complicado pedir a las eléctricas que inviertan en poner enchufes en las vías públicas cuando hay 213 turismos eléctricos en toda España. Es una pescadilla que se muerde la cola”.

Siemens trabaja para responder el reto español sanitario: “el 33% de los españoles tendremos más de 65 años en 2050, seremos la población más envejecida de Europa”. Siemens trabaja en una tecnología que mejore a la vez que abarate la sanidad para que sea sostenible con innovación. Un ejemplo es personalizar las pruebas diagnósticas para reducir el número de ellas, ahora se hace el mismo abanico para cada tipo de enfermedad.

La deuda de las administraciones al sistema sanitario español estuvo en muchas preguntas, había la duda sobre si Siemens mantendría su inversión en su planta de investigación sobre la salud cuando las administraciones la adeudan 280 millones de euros. “Siemens confía en España, las administraciones pagarán, no tengo duda”, en contra de lo que pensaban algunos países como Suiza, que veían a España en el plano de Grecia.

El mundo

La presidenta de Siemens apuesta por una tecnología limpia que haga un planeta sostenible (tendrá un 50% más de habitantes hasta llegar a los 9.000 millones en 2050) porque se “lo debemos a nuestros hijos”. Desarrollar una tecnología que ayude a democratizar la sanidad, “pensar en la sostenibilidad del mercado sanitario sin destrozar las arcas de los estados”, y la energía, un bien que hoy falta a 2.000 millones de personas, “y en 2050 se habrá duplicado el consumo”. Ciudades más habitables, que acogerán al 75% de la población mundial en 2050 (hoy acogen a la mitad), en solo un 1% de espacio del planeta, consumen el 75% de la energía y producen el 80% del efecto invernadero. Es un planeta camino de destruirse y “hacen falta nuevas tecnologías para solucionar los problemas de la urbanización”. Siemens trabaja en todo ello.

Un discurso positivo, ecuánime, cooperativo y con un cuidado exquisito para no herir a nadie. Dedicó las mejores palabras a los empleados de Siemens. Rosa García es así desde que estaba a la cabeza de Microsoft, es mi ídolo empresarial.  

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.