www.media-tics.com

El crecimiento personal contiene el germen de la felicidad (Pearl S.Buck)

El crecimiento personal contiene el germen de la felicidad (Pearl S.Buck)
Ampliar
Pearl S. Buck (1892-1973) fue una escritora estadounidense ganadora del Premio Nobel de Literatura en 1938. Ella sostiene que encontrar la felicidad en el trabajo es descubrir la fuente de la juventud.

¿A qué se refiere? A que todos los días tenemos que estar dando saltos de alegría por ir a trabajar? ¡No! Sencillamente que las personas que abrazan con pasión su profesión, saben que aunque haya días complicados, de poco humor y mucha tensión, el final del camin, mejor dicho, el propio proceso de estar transitando hacia ese objetivo por el cual tienen la formación y la experiencia para ejercer la responsabilidad que han asumido, está siendo la fortificadora de esa felicidad que se transforma en la actitud frente a hechos, cosas y especialmente personas.

También es la autora que nos señala que “no podemos ser algo que no sintamos, aunque podamos hacer el bien más allá de nuestros sentimientos”, lo que implica que independientemente de nuestras ganas y voluntad de hacer o cumplir con determinada tarea, antes que nuestros egoísmos y sentimientos posesivos hacia cosas y personas, debe guiarnos el bien.

Cuando afirma que no espera nada de los estados de ánimo, porque no se logra ni se realiza nada, también está incidiendo en la actitud y que debemos demostrar que tenemos la fuerza para centrarnos en el trabajo y en lo que debemos hacer. Para ella (lo suscribo al 100%) es la actitud (nuestra determinación que es parte del ADN de nuestro carácter) la propia garantía de la alegría y la felicidad.

“Si quieres comprender el hoy debes bucera en el ayer”, en referencia a qué acciones, que pensamientos y también que actitudes hemos mantenido en el pasado que nos han llevado a este presente, del cual a veces renegamos o no comprendemos por qué nos suceden determinadas cosas, especialmente en nuestras emociones y sentimientos.

La alegría empieza en ti. Ni con tus relaciones, o el trabajo o el dinero. Tampoco con tus circunstancias…porque nace en ti…en tu actitud. Actitud frente a esas relaciones. De qué manera condicionas tu forma de actuar en el trabajo o cómo es también tu posición frente al dinero. En síntesis a pesar del peso tremendo de las circunstancias, más aún lo tiene esa actitud que te caracteriza, que determina tu carácter, que hace que los demás te respeten y admiren.

La esencia de la vida no está ni en las grandes victorias ni en los sonados fracasos, pero sí en las pequeñas alegrías. La vida no requiere que seamos siempre los mejores y haciendo lo mejor, sino demostrando que intentamos paso a paso dar lo mejor de nosotros mismos.

El paso del tiempo tiene un peso importante en la actitud de toda persona. Madurar significa que una cantidad de cosas por las que hablábamos y nos preocupábamos no requieren ahora comentario alguno. Porque nuestra propia evolución nos enseña, a tal punto que cuando tomamos consciencia de que si hiciéramos todas aquellas cosas de las que somos capaces de hacer, en realidad nos asombraríamos. Nos quitaríamos de un plumazo muchos traumas y problemas. Combatiríamos con buenos resultados nuestras angustias, porque estaríamos también asegurando que esa actitud que nos caracteriza permanece con nosotros como sello de identidad.

Lamentarse, es estar apostando lamentablemente en contra de uno mismo. La auténtica transformación significa literalmente hablando, ir más allá de las formas, costumbres e incluso hábitos a los que estamos acostumbrados.

La sensibilidad de Buck se pone de manifiesto también cuando invade el ámbito social con sus pensamientos, porque por más que pueda parecer una autora muy próxima a la persona, le preocupa ésta en su entorno.

¡Qué casualidad que todos los grandes autores trascendieron la persona y se preocuparon por la relación persona-sociedad! Lo que marcaba su tiempo y época. Por ello dice que “nuestra sociedad debe hacerlo bien y posible para la gente mayor, no sentir miedo de los jóvenes o ser olvidados por ellos, porque la prueba de cualquier civilización es cómo se hace el camino para cuidar de las personas más desprotegidas”. En nuestro lenguaje moderno, nos referimos permanentemente a la exclusión social y personas que están marginadas y desprotegidas.

Sociedades modernas y evolucionadas como la española, tenemos también esta preocupación, o más bien, debería ser el desiderátum de los puntos más importantes de acción política de cualquier gobierno.

El pensamiento y los sentimientos de Buck son extremadamente sensibles. Nos ha dejado una buena impronta literaria y siguen siendo muy actuales sus posiciones de las que hoy me hago eco. Ayudan a que mantengamos incólume nuestra actitud en momentos de desesperanza, porque mientras sigamos luchando y creciendo, especialmente en el sentido de crecimiento personal (no material), encontraremos el germen de esa felicidad que generalmente ignoramos e incluso despreciamos.

Nos dejamos llevar por hechos, cosas y pensamientos que nos hacen perder la sensibilidad necesaria para descubrir que la alegría y la felicidad está mucho más próxima de nosotros de lo que habitualmente suponemos. Cuando descubrimos esto, es ese síntoma de madurez al que nos referíamos más arriba. Es importante no olvidarlo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.