www.media-tics.com
Scilla Elworthy, fundadora del Oxford Research Group
Scilla Elworthy, fundadora del Oxford Research Group

Medios y política internacional en la era digital

El periodismo está inmerso en un momento de reflexión sobre sí mismo y de búsqueda de nuevos modelos. Prueba de ello son la cantidad de congresos en el sector que se suceden sin dejar traslucir cómo va a ser el futuro de los medios. Pero, en algún momento, deberán dejar de mirarse en el espejo y hacer su trabajo.

Este miércoles ha terminado el Global Media Forum que organiza la cadena alemana DW en el antiguo edificio del Parlamento Alemán de Bonn. Conferencias y simposios de títulos tan sugerentes como ‘Política exterior en 140 caracteres: cómo la tecnología está redefiniendo la diplomacia’, ‘Redes sociales contra yihad digital’ o ‘Más allá de hashtags y likes: cómo estimular la e-participación en política internacional’ denotan la obsesión que se ha apoderado de los medios. Ya desde el mismo subtítulo que han elegido este año para el congreso, ‘Medios y política internacional en la era digital’, se trasluce esa fijación por internet y las redes sociales que prácticamente acapara cualquier debate sobre el sector.

No es para menos. Internet ha cambiado las reglas del juego y los medios tradicionales buscan a tientas cómo adaptar su modelo de negocio al nuevo ecosistema digital. Un ejemplo paradigmático es el del Huffington Post, un periódico digital gratuito que se caracteriza por no pagar a la inmensa mayoría de los redactores que escriben en él y cuya fundadora, Arianna Huffington, dio un discurso la semana pasada en Berlín. En él, bromeó diciendo que Mathias Döpfner, director del gigante editorial alemán Axel Springer, no sería su jefe. En una entrevista posterior, admitía, sin embargo, que ese consorcio está negociando la absorción del HuffPost, como se lo conoce en las redes sociales.

Lo curioso es que Döpfner había criticado, hace tiempo, al HuffPost, como el “anti modelo de negocio del periodismo”. Cuando AOL lo adquirió en 2011, lo hizo por 315 millones de dólares. Hoy se cifra su valor en unos mil millones. Como periodismo puede ser cuestionable su ‘modelo’, debe haber meditado Döpfner, pero como ‘negocio’, no está mal. Sobre todo para la señora Huffington, quien, por cierto, insiste en la entrevista en lo poco que significa para ella el dinero. Quizá piensa que a sus redactores también les debe importar poco. Sin embargo, ella se vende muy cara.

Decía Churchill, que antes de político fue periodista, que la política debía estar en manos de hombres ricos y satisfechos, para evitar la tentación de aprovecharse de ella para ganar dinero. En algo así se va a convertir el periodismo como siga extendiéndose el modelo de negocio del HuffPost que, por cierto, debe su nombre al apellido del exmarido de Arianna Huffington, de soltera Stassinopoulos, un magnate del petróleo.

No es una exageración: la corresponsal en Nueva York de la principal radio española se quejaba hace unos días en un blog de que, con la subida del dólar, no llega a fin de mes. Y, desde luego, no es la única. Los periodistas españoles se parecen, cada vez más, a ese poeta de Espronceda que bajaba “de dos en dos los escalones / y no le pide a Dios inspiración / sino doblones”.

Para cerrar el círculo, los jóvenes cada vez se muestran más reacios a pagar por recibir información. Pero la información, las noticias, los análisis de calidad, son caros de producir. Si la publicidad digital no da para sufragarlos y el público no los va a pagar, alguien acabará haciéndolo, sean los gobiernos o las grandes corporaciones. Unos, puede que para vendernos su propaganda, si no se respetan los códigos deontológicos de la profesión y la independencia de los entes públicos (tenemos buenos ejemplos de ello, aunque también de lo contrario). Y los otros, para colarnos su publicidad. No todas las petroleras, como haría el señor Huffington, van a sufragar nuestra información simplemente por amor al arte, a su mujer o a su exmujer. Alguna lo hará para defender sus intereses, lógicamente.

Se podrá seguir disfrutando de información en internet gratuitamente. Pero el lector va a tener que aprender a leer muy bien entre líneas para filtrar todos los intereses que habrá detrás de cada palabra. Y tendrá que aceptar el uso que hagan los medios de los datos que recopilen sobre sus usuarios. De algún sitio tendrán que sacar dinero. Es la parte a la que se refiere la palabra “negocio” cuando decimos “modelo de negocio”. Es como si una farmacéutica nos dijera: le voy a administrar gratuitamente los medicamentos que necesite. Y olvidara añadir: a cambio de que nos permita experimentar con usted. Ya ni siquiera se podrá decir de las noticias, como decía Lope de las comedias, que puesto que "las paga el vulgo, es justo / hablarle en necio para darle gusto".

Por cierto, la sesión de clausura del Global Media Forum se dedicó, en gran parte, a la lucha por el control de los recursos naturales, en general, y al papel de los medios de comunicación en este tipo de conflictos en Latinoamérica, en particular. Y es que, como dijo en la conferencia final la activista Scilla Elworthy [en la imagen], fundadora del Oxford Research Group y tres veces nominada al Nobel de la Paz, “los medios deben entrenar y formar a su gente en los temas globales”. Porque, al final, alguien tendrá que informar sobre las cosas importantes. Y alguien, seguro, estará dispuesto a pagar por esa información. Al resto, podrán “hablarle en necio”… aunque sea “para darle gusto”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.