www.media-tics.com

Inteligencia Emocional en estado puro: el poema “Si” de Rudyard Kipling 

martes 02 de septiembre de 2014, 12:00h

En una ocasión, el Nobel de literatura Mario Vargas Llosa, dijo que los novelistas con creadores de fantasías, porque con su obra tratan de contribuir a la creación de un mundo mejor al que todos queremos pertenecer. Aclaró, que si bien la generalidad de la ficción literaria jamás se alcanza en la realidad cotidiana, sí es cierto que ayuda a que el hombre y la sociedad se supere.Un punto de vista interesante el de Vargas Llosa, perfectamente aplicable al amplio campo del Management.

Inteligencia Emocional en estado puro: el poema “Si” de Rudyard Kipling 

En esta ocasión, volvemos sobre un tema que ya hemos tratado: la inteligencia emocional. Pero lo haremos hoy mirándola desde el que consideramos quizás, como el mejor decálogo posible para resumir el ámbito y alcance de la inteligencia emocional: el poema “Sí” de Rudyard Kipling.

 

Es certero, deja poco espacio al comentario. Pero además es simple y profundo al mismo tiempo, como las grandes obras. Nosotros lo hemos incorporado como un marco de referencia en los estudios de liderazgo, porque es una lección de vida y de gran utilidad para formación y entrenamiento de directivos en las técnicas de inteligencia emocional.

 

Vamos a analizar párrafo por párrafo:

 

Si puedes mantener en su lugar tu cabeza cuando todos a tu alrededor, han perdido la suya y te culpan de ello.

Explica el autocontrol. Saber enfrentarse a una crisis, ejerciendo un liderazgo en los demás cuando están alterados y nerviosos por la gravedad de lo sucedido.

 

La frialdad al tomar decisiones no implica falta de sentimientos respecto a las personas que interviene en aquellas, o que son como lo está demostrando la crisis actual, la consecuencia de tener que tomarse decisiones que no le gustan ni al mismo líder. Y tiene que tener la cabeza fría para hacerlo.

 

Si crees en ti mismo cuando todo el mundo duda de ti, pero también dejas lugar a sus dudas.

No solamente uno debe creer en uno mismo, sino no transmitir inseguridad en nuestras conductas y decisiones. Por aquello de que el líder es humano, que en algún momento pueda tener dudas y miedos, pero debe gestionarlos de manera tal de no mostrarlos a su equipo.

 

Si puedes esperar y no cansarte de la espera; o si, siendo engañado, no respondes con engaños, o si, siendo odiado, no te domina el odio. Y aun así no pareces demasiado bueno o demasiado sabio.

La paciencia en el liderazgo también es una virtud. Respecto a los envites negativos como engaños y odios que recibimos, no deben tener una respuesta equivalente, pero tenemos que esforzarnos en no dar la sensación de que somos débiles, o poco experimentados o demasiado flexibles.

 

Si puedes soñar y no hacer de los sueños tu amo; Si puedes pensar y no hacer de tus pensamientos tu único objetivo; Si puedes conocer al triunfo y la derrota, y tratar de la misma manera a esos dos impostores.

Tanto los ideales como los objetivos tienen que pisar suelo firme. No exaltar demasiado el éxito y tampoco deprimirse innecesariamente en el fracaso. Kipling describe mejor que nadie al “hombre armónico”.

 

Si puedes soportar oír toda la verdad que has dicho, tergiversada por malhechores para engañar a los necios. O ver cómo se rompe todo lo que has creado en tu vida, y agacharte para reconstruirlo con herramientas maltrechas.

Aguantar la difamación o medias verdades que se digan de uno, así como cuando tenemos que soportar la pérdida de algo que hemos trabajado y construido durante un tiempo, pero agachándonos para volver a reconstruirlo de nuevo, implica la capacidad de respuesta para reponerse inmediatamente, no “compadecernos” ni “lamernos las heridas” y afrontar el desafío de volver a empezar.

 

Si puedes amontonar todo lo que has ganado y arriesgarlo todo a un solo lanzamiento; y perderlo, y empezar de nuevo desde el principio y no decir ni una palabra sobre tu pérdida.

 

Si puedes forzar tu corazón y tus nervios y tus tendones, para seguir adelante mucho después de haberlos perdido, y resistir cuando no haya nada en ti salvo la voluntad que te dice: "Resiste!".

 

Insiste Kipling en los riesgos que se corren en la vida, en perderlo todo y volver a intentarlo. Es la afirmación de no rendirse jamás. El líder puede tener muchas virtudes, pero que no le falte la voluntad, especialmente cuando las cosas no salen bien. Hemos dedicado más de un artículo al fenómeno de los errores en las decisiones tomadas y cómo hacer para capitalizarlas, para buscar de ellas la enseñanza para afrontar en el futuro situaciones similares.

 

Si puedes hablar a las masas y conservar tu virtud. o caminar junto a reyes, y no distanciarte de los demás. Si ni amigos ni enemigos pueden herirte. Si todos cuentan contigo, pero ninguno demasiado. Si puedes llenar el inexorable minuto, con sesenta segundos de lucha brava...

Kipling resalta la virtud de la humildad. El líder que se siente próximo a su gente, que no le importa escuchar de primera mano los problemas. Que le hable a los suyos con el corazón y demuestre su capacidad de empatizar. Que esté distante pero suficientemente cerca de los problemas, para que no le afecten y pueda tomar las decisiones pertinentes, manteniendo la objetividad y su sentido de justicia.

 

Tuya es la Tierra y todo lo que hay en ella, y lo que es más: serás un hombre, hijo mío.

El final del poema es épico. En cuanto al liderazgo, sabemos que es pragmático, aunque los valores inherentes a un buen líder, también tienen cierto aire místico, de trayectoria y de fama. Porque como Kipling afirma que “serás un hombre, hijo mío”, el buen líder lo es porque le siguen a la persona y lo que representa, más que a las decisiones que toma por muy acertadas que sean. Prevalece el hombre por encima de la organización.

 

Este es el legado de Kipling en una obra corta, pero quizás uno de los máximos exponentes de la literatura universal, porque el Poema “Si” es la descripción real de la propia vida cotidiana de los hombres.

 

José Luis Zunni

Coordinador académico red e-Latam, Director Edición Online ECOFIN, Miembro dela Junta Directivade Economistas Críticos, Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management dela Escuela Europeade Negocios y Coordinador del Foro de Management y Nueva Economía dela EEN. Expertoen Management y formador de directivos y profesionales en las técnicas de liderazgo.

 

 Eduardo Rebollado Casado

Es miembro dela Junta Directivade Economistas Críticos y Consultor y analista de la realidad social, política y económica

 

 Del coordinador académcio a nuestros lectores

Es muy importante la opinión de nuestros seguidores que les invito una vez más, estén en la latitud que estén, a dirigirse a

 

 

[email protected]

 

 para poder ampliar y fortalecer cada vez más la red e Latam de cual tengo el honor de coordinar.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011, S.L.B8591175
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.