www.media-tics.com

Nuevo año: nuevas actitudes

miércoles 07 de enero de 2015, 11:20h

¿Qué es lo que le ha invadido su mente durante estas fiestas navideñas? No estamos por las adivinanzas, pero seguro que hay algunas cosas que sí le han estado rondando por su cabeza. Por ejemplo, ¿qué es lo que mis competidores estarán pensando o a lo mejor ya implementando, para este año que comienza? Seguro que el pensamiento que le ha ido y venido, es si sus colegas empresarios cuentan ya en su haber con un montón de nuevas ideas y proyectos. Y otra pregunta que se ha estado haciendo podría ser: ¿Están en condiciones financieras de afrontar este nuevo proyecto en el que Ud. cree están trabajando?

Nuevo año: nuevas actitudes

Los festejos del año nuevo llegan y se van, pero cuando todo ha pasado e incluso está dispuesto a iniciar la nueva dieta para bajar esos kilos de más, en su interior se pregunta si aún no es demasiado tarde para afrontar los retos del mercado del cual supone que otros están por delante suyo, porque cree que han estado pensando y adelantando tareas.

Pero quizás no sea demasiado tarde. Puede que lo mejor que le pudo haber pasado es justamente esto: que algunas decisiones que tiene que tomar en 2015 se hayan demorado, siendo que esta tardanza en realidad le ofrece la oportunidad (una ventaja que debe aprovechar) de conocer qué es lo que otros colegas suyos están haciendo en el mercado, porque lo están comunicando públicamente o intercambiando pareceres con personas de su entorno que Ud. conoce y que le informan.

O sea, que a lo mejor, sus inputs sufren un repentino beneficio porque le despiertan esa creatividad que estaba subsumida en sus preocupaciones de cierre de año y de inicio de nuevas actividades y proyectos. La ventaja de haber retardado una decisión vale cuando la información que recibe puede capitalizarla, de manera de no cometer errores, por ejemplo, en las políticas de comercialización, porque de alguna manera la experimentaron otros antes. En definitiva, no sólo ha escuchado nuevas ideas y verificado la tendencia del mercado, sino que le ha facilitado hacer una economía de recursos por saber qué hacer y cómo hacerlo.

Por ejemplo, si su preocupación es la auto-mejora y fomento de la confianza, entonces Eileen Carey, fundadora y CEO de Glassbreakers, esgrime un montón de sugerencias, entre ellas:

1º) No tomarse las cosas como algo personal.

Hacer grandes cosas significa empujar a través de una gran cantidad de obstáculos, indiferencia y rechazo frontal. Con el fin de construir la piel gruesa necesaria, es importante recordar que el comportamiento de la gente hacia los demás a menudo no se trata de cuestiones personales en absoluto. Si no les gusta su idea de negocio (o incluso Ud. como persona, porque no hay nada de química), podría tener mucho más que ver con sus preferencias personales, caprichos, o visión del mundo que con el valor último de lo que Ud. está ofreciendo con sus productos y/o servicios.

Si a veces se olvida esta forma en la que las personas actúan, tal vez 2015 sea el año en que debemos asimilarlo para tener presente esta verdad en mente.

Carey afirma que "Algunas personas son groseras, algunas personas simplemente no les importa, y algunas personas pueden odiarlo/a. No lo tome personalmente".

Carey cree que si la gente no contesta los e-mails o no devuelve las llamadas, no hay que “volverse loco”, sino que hay que mantenerse en nuestra línea de ser amables, educados y honestos. Que la falta de respuesta no se convierta en una energía negativa. Como dice Carey, una opción es reenviar, por lo que este simple movimiento es suficiente para desactivar la negatividad que nos invade.

2º) Recordar que no es un concurso de belleza.

Si bien nos enseñaron desde chicos que “el hábito no hace al monje”, cuidado con dar a la belleza un exceso de protagonismo. La imagen es importante pero no lo es todo. Al menos en el mundo de hoy, lo que importa es lo que se ofrece de verdad desde el interior de la persona.

Su capacidad y solvencia profesional no necesariamente tiene que venir engalanada con un buen físico y una vestimenta espectacular. Que si es una persona agraciada por la vida le ayudará, es cierto, pero no crea que por eso va a poder cerrar los mejores negocios o que siempre estará en primera fila en cualquier negociación en la que intervenga. No se confunda.

La dura verdad es probablemente que sí le influya positivamente, pero no crea que su partida está ganada. En el nuevo ámbito empresarial de las start-ups, a nadie le importa cómo se ve Ud. o como lo/la ven. Es más importante parecer ocupado y atendiendo como es debido las responsabilidades del puesto.

Aunque esto se convierte en un auténtico problema cuando hay personas que si no se sienten bien consigo mismas en su aspecto físico, pierden seguridad en su trato con los demás. Pero no se engañe: los demás no mirarán su estilo de peinado o vestimenta para darse cuenta de si es o no una persona con seguridad en lo que dice y hace. Observarán únicamente cómo se conduce, la manera de llevar las negociaciones o lo que tenga entre manos. Por tanto hay que preocuparse más la manera en cómo uno se siente consigo mismo y en la relación con los demás, que la manera en que nos vemos en el espejo.

3º) Ir en solitario.

Tener un compañero/a de viaje en nuestra actividad profesional (socio), puede hacer que los acontecimientos que vivamos a diario sean más entretenidos y también menos desalentadores. Aunque no está de más prepararse mentalmente para enfrentar determinadas reuniones en solitario.

Compartir experiencias con otros empresarios y colegas profesionales, de los cuales uno va a ir “incorporando inputs” porque se convierte, se quiera o no, en una esponja que quiere absorber los conocimientos de los demás. Esto le dará confianza porque se sentirá capaz de hacer preguntas que a lo mejor, cuando está en compañía de los suyos no las hace. Es una forma de liberarse de ataduras, no porque el socio u otros responsables de la empresa le condicionen (ni mucho menos), sino porque Ud. mismo tenga determinados pruritos personales en cuanto a la forma en la que se comunica habitualmente con los suyos y lo que su gente cree es su forma de comunicar. Digamos, que actuará más independientemente y de forma más creativa.

Si algo podemos sacar en claro de este paranoico recelo por empezar el año con garantías, lo mejor sin duda no es preocuparse por lo que hace la competencia, sino por planificar el trabajo en la propia empresa u organización. Con el trabajo bien planificado e implementado se garantiza el resultado por encima de cualquier otra cuestión. Además, así no se pierde el tiempo divagando sobre el trabajo ajeno, sino que se focaliza todo el esfuerzo en el interés de la organización.

José Luis Zunni. Director de ECOFIN.es, coordinador de la División de Análisis de ECOFIN, del Blog de Mangement & Leadership y del Blog ECOFIN Business Schools. Junta Directiva de Governance2014. Coordinador académico de e Latam. Profesor de la EEN (Escuela Europea de Negocios).

Eduardo Rebollada Casado, miembro de la Junta Directiva de Governance2014 y co- autor con José Luis Zunni de más de 200 artículos de Management y liderazgo en la EEN (Escuela Europea de Negocios) y colaborador del Blog Management & Liderazgo de ECOFIN.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011, S.L.B8591175
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.