www.media-tics.com

Las fuerzas armadas y su aportación al desarrollo de la sociedad civil (PARTE I)

sábado 31 de enero de 2015, 09:31h

Introducción

Las sociedades actuales en todo el orbe, se caracterizan por una apertura que no se conocía hace tan sólo 15 años. La revolución tecnológica, especialmente en las comunicaciones, tuvo como consecuencia inmediata la internacionalización de los mercados y los negocios a escala global. Se había iniciado quizás, la última fase de evolución del capitalismo contemporáneo desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial: la globalización.

En este nuevo orden económico, una de las instituciones más antiguas de la historia, las fuerzas armadas, se han constituido en un elemento aglutinante e integrante que contribuyen decididamente a la estabilidad y crecimiento de las naciones, pero mucho más aún, a velar por el equilibrio geoestratégico y geopolítico en regiones en las que aún existen riesgos importantes de conflictos armados.

Cuadro I
Ampliar
Cuadro I

Pero lo que hoy queremos significar, es el profundo desconocimiento que sobre las fuerzas armadas tiene la ciudadanía, tanto en cuanto a su papel como institución como en lo referido a la formación de sus cuadros.

Por tanto, al igual que las empresas y demás organizaciones públicas y privadas se consideran agentes sociales y económicos, entre las cuales se encuentran instituciones públicas con diversos cometidos, las fuerzas armadas son parte de lo público en cualquier estado, aunque no se asuma por la gente la real importancia que tienen.

Es nuestra intención, resaltar, a grandes rasgos, las múltiples aplicaciones que en la vida cotidiana han tenido los avances proporcionados por la necesidad de cubrir las exigencias de las campañas militares en el mundo terrestre, naval y aéreo y en los ámbitos de la medicina, las artes, la música, la ciencia y la cultura en general. Aplicaciones, que directamente o con simples modificaciones han sido origen de nuevas tendencias, tecnologías o incluso la base de los estudios posteriormente desarrollados en diversas facultades universitarias de ingeniería y tecnología.

La cuestión estratégica

1º) La estrategia militar es milenaria

Con respecto a la Estrategia nadie puede dudar de que esta es una cualidad fundamental para el militar; etimológicamente dicha palabra proviene del Griego Stratos = Ejército y Agein = conductor, guía. Podríamos definir la estrategia como: “Un conjunto de acciones planificadas en el tiempo que se llevan a cabo para lograr un determinado fin.

Las aportaciones al desarrollo de los conceptos y a la formación de los militares en las capacidades de liderazgo, estrategia y dirección en los procesos de toma de decisiones, son milenarios. Sería demasiado extenso hablar de los estrategas militares chinos o de los ejércitos romanos. No podría haberse creado el Imperio Romano si no hubiesen ejercido la capacidad estratégica militar que demostraron. Pero ahí no acabada la cuestión: porque los pueblos vencidos por los romanos, se sumaban a sus huestes, tanto para luchar como para cultivar cereales y demás productos de la tierra en las que ya conformaban las nuevas provincias romanas. O sea que la estrategia no era sólo el uso adecuado de las armas ni la inteligencia en el planteamiento del combate, sino en la estructuración de un sistema de abastecimiento de sus fuerzas, incluyendo las formas de transporte, siendo todo esto el origen de lo que hoy se llama logística. Pero los romanos iban a más en materia estratégica: lograron una organización política que tenían dichas provincias como parte del imperio y una legislación que respondía al gobernador que a su vez respondía a los intereses de Roma, cabeza última del poder romano.

No cabe ninguna duda sobre la deuda que la teoría de las organizaciones tiene con el concepto estratégico y su evolución, que ha sido durante más de dos mil años patrimonio de las fuerzas armadas, ya que el desarrollo de la inteligencia empresarial y los diferentes métodos para la mejora del pensamiento y la obtención de las consecuencias derivadas de la información que se recibe, antes que en las organizaciones, se implementó en los ejércitos.

La estrategia en el plano civil

Hace relativamente pocos años, hemos llegado a lo que se conoce como estrategia empresarial que bien podría definirse como: “El resultado de especificar: la dirección, los objetivos, las políticas y modos de una organización para alcanzar las metas fijadas y la asignación de los recursos necesarios para poner en marcha los planes necesarios para conseguirlos.

La importancia de la dirección estratégica en el ámbito de los negocios, radica en su vinculación directa con los resultados empresariales. Este concepto de estrategia se destaca a nivel de negocios debido a que la empresa necesita una dirección de expansión y ámbito bien definidos, que los objetivos no solo satisfacen la necesidad y que se requieren reglas de decisión adicionales si la empresa quiere tener un crecimiento ordenado y rentable.

La importancia de la estrategia en el ámbito militar, no está ni influenciada y menos predeterminada por la oferta y demanda de los mercados, sino en la necesidad que los países y los grandes bloques económico-políticos como la Unión Europea, tienen de que exista una presencia pacífica que garantice la paz en el mundo. Ejemplo de ello, regiones como Irak que después de la guerra, requieren de la presencia de fuerzas internacionales para que el país pueda encaminar su democracia y tener un crecimiento económico y estabilidad social.

Estrategias de mercado

Del mismo modo que un ejército pretendía sorprender a su enemigo, para poder lograr despistar al adversario (la competencia), previamente se tienen que estudiar los movimientos del mercado.

2º) La formación en liderazgo es la esencia de la capacitación militar

El militar, además de sentir y poseer una vocación y predisposición a convertirse en guía y formador de hombres, adquiere estos preceptos desde sus primeros pasos en las academias militares, los aplica en sus destinos, cursos de formación y ascenso y permanentemente, los perfecciona ejerciendo el mando de unidades y en sus diferentes destinos en los estados mayores nacionales o en los de las alianzas a las que su país pertenece cuando este accede a ellos en el desempeño de sus diversos destinos de forma voluntaria u obligada.

Tras dichos estudios, experiencias y aplicaciones llega a saber que el líder no solo lo es por vocación, sino que se hace con la práctica.Precisa de una fuerte intención, excelente formación, suficiente capacidad de trabajo y una gran habilidad para lograr convencer a los demás de que la idea adoptada es, la más apropiada.

3º) Hay que desterrar los tópicos y prejuicios sobre qué es ser militar

Existe un estereotipo muy extendido sobre el militar por el que se le presupone como un hombre cerrado y acostumbrado al “ordeno y mando”, pero la realidad es totalmente diferente.

4º) Liderazgo civil y militar: no hay diferencias

Salvo honrosas excepciones, y por suerte cada vez menores, el buen militar entiende perfectamente que el liderazgo no debe ser autoritario ni consentido, sino lo más participativo posible.

5º) El liderazgo no es recurrente

No limitarse a copiar medidas o acciones tomadas con anterioridad aunque fueran efectivas en su tiempo en casos similares (cada situación siempre tiene matices diferenciadores).

9º) Visión

La situación final deseable a alcanzar (también conocido como la Visión) a la que se debe llegar, siempre que sea factible, conservando al máximo nuestra libertad de acción y la economía de medios y esfuerzos.

10º) Toma de decisiones

Una de las principales funciones de los militares y de los directivos en la empresa, es la planificación, entendida como pieza esencial del mecanismo para la acción más importante de todas las acciones organizacionales: el proceso de toma de decisiones, que es la metodología por la cual es posible alcanzar los objetivos previamente planteados.

Para el cumplimiento de la misión (consecución de un objetivo) se precisa tomar una decisión. Aunque pueda pensarse que este acto es una cuestión simple y personal, la realidad es que, en la mayoría de los casos, es un hecho más complejo al que sólo se llega mediante el estudio de los diversos factores que la componen (a la decisión), siguiendo un procedimiento y con la ayuda de un equipo o grupo de Trabajo.

En el cuadro I podemos observar de forma esquemática las fases que integran el proceso para la toma de decisiones, siendo los factores a los que se hace referencia en el cuadro anterior, los mismos que se estudian y analizan por los estados mayores en cualquier operación de carácter militar, pero que para poder traducidos al mundo empresarial, de forma esquemática, se podrían convertir en los que muestra la gráfica Factores de Decisión.

Se entiende por ambiente al conjunto de factores físicos, humanos, religiosos, sociales, económicos y psicológicos que de forma positiva o negativa puedan influir en el cumplimiento de la misión. Aunque todos los factores de la decisión son importantes, es quizás, el ambiente, el más determinante para continuar o no con el proceso. Habitualmente en la jerga empresarial nos referimos al entorno, pero son términos equivalentes.

Para el cumplimiento de una operación, es fundamental que el terreno sea apropiado a los medios que vamos a emplear además nos informará entre otros elementos del: grado de expansión de la competencia en el área; las distancias entre las ciudades importantes; existencia de puertos y aeropuertos cercanos; el factor clima dominante; su demografía y pirámide de edades; grado de posibilidad de desastres naturales; los recursos y abastecimientos básicos que se producen en el área y por último, del grado de desarrollo industrial en la zona puede ser clave.

El terreno puede ser determinante para obligarnos a cambiar: los medios, las tácticas, las técnicas o los procedimientos. Es uno de los elementos más importantes porque no solo influye en nuestra maniobra, también en la del contrario.

Las capacidades, preparación y recursos del enemigo son elementos que determinan los métodos y acciones propias antes, durante y después del momento de la confrontación, que fácilmente se traduce en: las costumbres y hábitos de la población objetivo; el grado de saturación del mercado y las capacidades, eficiencia y objetivos de la competencia. Una vez realizado el estudio sobre el enemigo se elaboran las hipótesissobre sus posibles actuaciones. Dichas hipótesis se ordenan en función de su peligrosidad y probabilidad. Contra la hipótesis másprobable se monta nuestra propia maniobra o plan de acción.

Sobre la más peligrosa montaremos nuestras medidas de seguridad, protección y seguimiento.

Los anteriores factores nos han dado la información precisa para la determinación de los mediosque precisaremos para lograr el éxito de la misión: los humanos (nuestros empleados) y los materiales (los productos). Hay que conocer los medios que emplea la competencia para superarlos, como mínimo en calidad y preparación, teniendo en consideración que siempre hay buscar el equilibrio o proporción entre los medios a emplear y el objetivo marcado buscando siempre la mayor eficiencia posible.

La resiliencia es “la capacidad de una persona, grupo, empresa o estado para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores o de haber sufrido una crisis o derrota”. Aunque no es un factor nuevo, su estudio sí es novedoso. Varios ejemplos claros son: la recuperación de: Alemania tras la I guerra mundial, Irán tras la guerra Irán/Irak, Steve Jobs (Apple), etc. Debe ser tenida en consideración tanto en lo referente a nuestra empresa como en la de la competencia, una vez superada. Está íntimamente ligada con la situación final deseada a la que hacíamos referencia al hablar del plan estratégico, es un factor muy importante y gana en importancia en épocas de crisis.

Primeras conclusiones

Por todo lo dicho, es más que obvio que en una sociedad moderna, abierta y flexible, las fuerzas armadas son una parte esencial del engranaje, cubriendo un amplio espectro que va desde la seguridad nacional y cuidado de las fronteras (tarea que se le atribuye tradicionalmente) hasta la representación de la nación en las más diversas contingencias internacionales (fuerzas de paz y vigilancia sobre movimiento de refugiados), hasta la actuación en zonas de catástrofes naturales (terremotos en los cuales se requiere de cuadros especializados de rescate en diversas especialidades). Todo este amplísimo campo de actuación dentro y fuera de un país, requiere de un proceso de instrucción y formación militar, que está acompañado, y esto es lo que la mayoría de la ciudadanía desconoce, de las mejores capacitaciones en las diferentes tecnologías y avances científicos (por ejemplo, aeronavegación, astronáutica, meteorología, física, química, etc.), que requieren que los diferentes cuadros militares una vez completada la parte de formación militar, incorporen nuevos conocimientos de manera constante (innovación tecnológica) y nuevos métodos y procedimientos. Es el caso de conocer en profundidad la misión y objetivos que tiene la OTAN, así como la experimentación sobre el terreno en zonas de conflictos, del alcance de esta “fuerza multinacional” que es en el fondo mucho más que eso: es un organismo multilateral especializado en las contingencias. También, por ejemplo, cuando oficiales de estado mayor son formados en lo que podríamos llamar “la filosofía de la estrategia”, caso de cursos especializados en el CSIS (Center for Strategic & International Studies).

Sociedad y fuerzas armadas no son conceptos antagónicos, sino totalmente convergentes. No son compartimentos estancos, sino “vasos comunicantes” que con su preparación, especialmente para actuar frente a la adversidad y el cambio, son también esenciales en tiempos de paz y vertebran una gran cantidad de funciones dentro de un marco político y jurídico del estado.

F. Javier Blasco. Experto en Seguridad y Defensa; Relaciones Internacionales; Estrategia, Liderazgo y Planificación

José Luis Zunni. Director de ECOFIN.es, coordinador de la División de Análisis de ECOFIN, del Blog de Mangement & Leadership y del Blog ECOFIN Business Schools. Junta Directiva de Governance2014. Coordinador académico de e Latam. Profesor de la EEN (Escuela Europea de Negocios).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.