www.media-tics.com

¡Serás lo que debas ser o no serás nada!

martes 26 de enero de 2016, 11:02h

Nuestra foto de portada nos muestra una de las innumerables actuaciones que la historia del teatro ha realizado de “La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca” del inmortal y universal William Shakespeare, que acuñara como frase para todos los tiempos “Ser o no ser…esa es la cuestión”. Porque si algo ha demostrado nuestra evolución como especie, es la preocupación constante por desvelar quienes somos y qué queremos ser.

No vayan a pensar nuestras lectoras/es que la filosofía que encierra el teatro clásico inglés de Shakespeare con estas tribulaciones sobre ser o no ser, que están alejadas de la realidad práctica de la vida en las organizaciones, especialmente los momentos claves de decisión en que nuestros jóvenes deben hacer elecciones y buscar su mañana.

Esta frase-sentencia “¡Serás lo que debas ser o no serás nada!”siempre ha sido atribuida a más de un personaje de la historia, pero lo cierto es que “calza” perfectamente con cualquiera de los grandes líderes que en la política o en las organizaciones estudiamos cuando analizamos diferentes tipos de liderazgo.

¡Serás lo que debas ser o no serás nada!

En nuestra vida cotidiana, es una pregunta que los mayores hacemos a los niños, un poco en serio y un poco en broma, habiéndonos ocupado de resaltar previamente las cualidades que ese niño en particular ya está demostrando. Por ejemplo, si es un “experto” en legos y con ocho años hace construcciones para más de diez, nos induce inmediatamente a pensar que ese niño va para arquitecto o ingeniero. Y a continuación, entonces sí que le formulamos al pequeño: ¿qué quieres ser de grande?

Pero hoy vamos a dejar al niño y nos centraremos en el alumno universitario o al que ya está cursando un master, para lo cual la pregunta que le formulábamos al inicio al niño de 8 años se la hacemos al universitario de 22 años, aunque obviamente con un alcance mayor. Al preguntarle entonces, debemos transformar la pregunta ¿qué quieres ser de mayor? por la siguiente: “¿qué idea tienes para desarrollar tu carrera profesional cuando te licencies?”, o también, “¿qué es lo que vas a hacer cuando termines de presentar el trabajo final de master?

Claro que el que ya está cursando estudios terciarios, en principio lo tiene definido, aunque no necesariamente el haber elegido un campo de conocimiento garantiza que toda su vida se desarrolle en el mismo. Desde ya que la excepción se da en profesiones muy específicas en cuanto a formación y conocimientos, como es la medicina. Pero en las ciencias sociales y económicas, puede haber derivaciones impensadas en el momento de la elección de la carrera, incluso, a veces ocurre cuando ya se tienen muy avanzados los estudios.

Una sorpresa se llevan (la experiencia nos lo demuestra a los que llevamos años formando directivos en master y cursos de postgrado), que justamente al incorporar los conocimientos de determinados módulos del programa, les cambia la visión sobre aspectos tanto de cómo veían hasta ahora su orientación profesional, como de la percepción nueva que dicha formación les da sobre las organizaciones, en particular en el puesto de trabajo que están ocupando en la actualidad. En otras palabras: muchas veces a pesar de estar en el trabajo y creer que es un puesto en condiciones, justo por los estudios que el alumno de master está cursando, comprende que no tiene ningún futuro ni en su posición actual ni en la empresa en general. O sea, que la pregunta “¿que vas a hacer a partir de ahora?” se convierte en una solución para la salida laboral y abrir un camino hacia el éxito, porque has descartado de tu mente, el encierro que tenías hasta hoy. Abres tus opciones y piensas en ellas, lo que hasta hace no mucho tiempo, te costaba animarte a hacerlo.

Pero ocurre con mucha frecuencia, que nuestra mente cambie de orientación vocacional por algún hecho inesperado que nos impresiona y provoca una modificación en el rumbo que habíamos tomado y creíamos definitivo, o al menos no nos preocupaba pensar al respecto. Por más que siempre hemos creído que teníamos muchas dudas y no sabíamos realmente qué elegir, ese hecho (a veces contratiempo) manifestado en una conversación, la lectura de un libro o incluso haber visto una película que nos ha impactado, se convierte en un indicador claro de lo que queremos hacer.

Es como si nos diésemos una oportunidad de elegir, al mismo tiempo que afirmar, esta elección. Porque una de las cosas más importantes a tener en cuenta en toda elección en la vida (la toma de decisiones en materia de organizaciones) es la duda. La única manera de soslayarla es con información y datos para proceder a la elección del curso de acción. Pero cuando se es un universitario avanzado, esa duda no es fácil de quitar así por que sí. Requiere que esos datos e información que se necesitan para elegir una opción, hayan calado de manera profunda en nuestra corta experiencia de vida (seguramente nula experiencia laboral hasta ese momento).

Así las cosas, aparece la oportunidad “vestida” de una situación que nos tiene impresionados, por ejemplo en temas de voluntariado y ayudas al tercer mundo, por el cual son muchos los jóvenes que se inclinan a colaborar y a reorientar sus respectivos estudios. Por todo ello, la primera lección que debemos sacar, es que ninguna elección que hagamos al elegir una carrera es permanente, en el mejor de los casos se perfecciona hacia una especialización que no creíamos podríamos elegir.

Lo que sí es importante tener en cuenta, es que cuando se tiene una edad comprendida entre los 18 y los 24 años, el afirmar cosas como que “esto lo haré de ahora en más” o “esta elección es para siempre” no son fáciles de sostener porque en edades tempranas no se cuenta aún con toda la experiencia para poder tener la referencia concreta de cuál es cambio. Y esta aceleración del cambio y profundidad que adquiere y que hemos explicado en artículos anteriores, llega al estudiante del master, que va viendo cómo impactan en las organizaciones y desde ya que en las elecciones que es consciente tiene que hacer.

Es evidente que estará influenciado por dichos cambios que han modificado las circunstancias, muchas veces las vocaciones. El desafío constante que las mutaciones que se producen a diario en la sociedad debido a la tecnología, a escala casi cuántica afecta todos los ámbitos del conocimiento, lo que de por sí ayuda a que de manera “forzada” la realidad nos obligue a hacer determinada elección, independientemente de esa otra impresión o hecho que pudo haber afectado nuestra vida. De ahí que los buenos consejos de familia, amigos, profesores, en general personas en las que confiamos, puedan ser nuestro punto de referencia.

Ideales vs. realidades

Cada vez que un mayor (especialmente los profesores de master) aconsejan a un alumno sobre qué elecciones hacer respecto de su trabajo en el futuro, surge previamente a referirse a ese “trabajo ideal” y de manera inmediata, un aspecto que tiene que ver con el conocimiento que los jóvenes tengan de sí mismos. Esto implica saber con certeza qué cosas son las que valoran de un trabajo y en qué tipo de sectores de actividad económica les gustaría actuar. También explicar que las organizaciones han cambiado, que el mundo digital seguirá trayendo más cambios a las estructuras y las formas de llevar a cabo las tareas, por lo que da lugar a una explicación fundamental si queremos ayudar a que nuestro alumno elija bien su camino:

1º) Escuchar cuáles son sus gustos. Que hable sin tapujos de cuál es su sueño. De por qué hizo la elección que hoy le abre el campo de trabajo en cualquier tipo de organización. Pero qué es lo que más le gusta de todo lo que ha visto o ha conocido hasta ahora. En qué ámbito de trabajo se sentiría más a gusto.

2º) Explicitar cuál es el campo de acción de la o las actividades que le gustan, dónde y cómo hacerlas, así como las condiciones en las que desearía realizar su trabajo.

3º) Conocer las opciones del mercado pero no limitarlas en un momento de la vida que necesita de la acumulación de experiencias. Al mismo tiempo construir un background suficiente para que se vaya computando a lo largo de sus primeros años de actividad profesional todo el bagaje de conocimientos y experiencias adquiridas.

4º) Seguramente con nuestra ayuda descubrirá muchísimas opciones que ni siquiera sabía que existían. Porque las necesidades a nivel micro de las organizaciones que derivan en ofertas de trabajo, no dependen de las variables macro de oferta y demanda, sino de la capacidad de adaptación de cada organización a la tecnología y el cambio. Es evidente que en la suma global del mercado empresarial surge esa mayor posición de lo que se considera mercado de oferta o mercado de demanda, pero para la elección individual es absolutamente indiferente. Porque la adaptación de la persona al cargo responde a una necesidad de la adaptación de la organización en ese momento puntual al mercado. Claro está, que si hacemos una síntesis al final de un ciclo, estamos consolidando una posición de mayor demanda u oferta de empleo respecto a otra época anterior, pero que no cuenta en las preferencias y capacidades que nuestro alumno al que aconsejamos tenga que preocuparse.

¿Cuál es tu perfil?

La psicología explica que el carácter de una persona es innato y la personalidad de define a lo largo de la vida. Por tanto, se puede tener un carácter indómito y casi incontrolable, pero el propio mercado (la sociedad) y las relaciones interpersonales que concurren como dique de contención, hace que el carácter más difícil se convierta en maleable, porque la educación que va recibiendo va moldeando a su vez su carácter de origen y haciendo que sea consciente del beneficio de la adaptación a los cánones laborales y sociales por el cual las personas son aceptadas o rechazadas.

Esto que parece una exageración, en la práctica conocemos una cantidad de alumnos brillantes con muy buen expediente y que en teoría podrían tener un futuro de éxito asegurado, pero terminan malogrando todos sus atributos porque la “parte salvaje” de su carácter se “ha comido sus aspectos emocionales básicos” para la comunicación y la convivencia en un ambiente de trabajo.

No es cuestión de si la persona es más abierta o más introvertida. Lo importante es que su calidez humana le abre puertas y pueda hacer amigos. Que está creando vínculos de confianza derivados de una predisposición al colaboracionismo profesional con sus otros compañeros de equipo. Si no tiene la confianza de sus pares, difícilmente tendrá la confianza de sus jefes. Los tiempos cambiaron. La discriminación prácticamente no existe, salvo algunas lamentables excepciones, porque los líderes dan lugar a un nivel de competitividad interna sano que provoque un incremento de rendimiento personal y organizacional.

Por eso, si es un “solitario” que aborrece el trabajo en equipo, no podrá adecuarse jamás a este tipo de escenarios y tendrá dos opciones: o se cambia de carrera o también se dedica a la investigación de manera autónoma, o trata de adaptarse a los cánones actuales de las empresas y los trabajos. En todo caso, si quiere llegar a ser un director y siente que en la actualidad al estar cursando su master es un líder en potencia, debe tener muy en cuenta estos aspectos sociales porque son la esencia, la vida misma de las organizaciones en las que dejamos un tercio del tiempo de nuestras vidas.

Recordatorio y participación en el Blog

A TODAS/OS nuestros lectores les recordamos que pueden ponerse en contacto con José Luis Zunni en [email protected] y [email protected] si es que están interesados en entrar de lleno en la formación y capacitación en liderazgo para personas jóvenes que están llamadas a ocupar puestos de responsabilidad.

Cuando bautizamos a este ciclo como “Iniciación en liderazgo”, pretendíamos que las/los jóvenes profesionales tomasen debida consciencia de la importancia del esfuerzo y dedicación que tienen que hacer en la etapa actual de sus vidas. Tienen la libertad para formular las consultas que crean convenientes y también hacer los comentarios que consideren oportunos. Todos ellos, consultas y comentarios, los publicaremos aquí en este Blog.

Próximamente les indicaremos fecha para la primera reunión de “Iniciación en liderazgo” que asume forma de Seminario al mismo tiempo que de Curso Superior online.

José Luis Zunni es Director Edición Online ECOFIN. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Coordinador académico de la Red e Latam. Conferenciante. Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management de la EEN y coordinador del FORO DE MANAGEMENT Y NUEVA ECONOMÍA DE LA EEN. Analista de la realidad actual y especialmente en los aspectos económicos, políticos y sociales, Experto en Management y formador de directivos y profesionales en las técnicas de liderazgo.

Ximo Salas, Co-autor del libro “Mejora y gana” (Manual de Marca personal para la búsqueda de empleo).Fundador de Crea Community (Social Media and Human Resources Company). Consultor, confrerenciante y formador. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.