www.media-tics.com

Von der Leyen y el “Estado de la Unión”

Por José Luis Zunni
martes 02 de noviembre de 2021, 08:29h
Si bien Ursula von der Leyen no tiene la misma espectacularidad que brindaba al Congreso de los Estados Unidos el discurso del presidente Obama en “The State of the Union Address” (Discurso sobre el Estado de la Unión), más allá de las formas, lo que sí es cierto que la presidenta de la Comisión Europea ha sido directa, profunda y con una mirada hacia el futuro en su discurso del estado de la Unión Europea.

Piensa en medio y largo plazo, como debe pensar un líder de su calibre. Es por ello, que desde esta tribuna que defendemos la doctrina y la renovación necesaria en el liderazgo político a escala global, nos congratula que haya una mujer liderando nuestra Unión Europea y que el pasado mes de septiembre la la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen hiciera su discurso anual sobre el “Estado de la Unión Europea 2021” con una profundidad que muchos detractores no esperaban.

Discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen ante el pleno del Parlamento Europeo sobre la actuación coordinada de la UE. / Imagen: Centro de documentación europea de la Universidad de Granada.
Ampliar
Discurso de la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen ante el pleno del Parlamento Europeo sobre la actuación coordinada de la UE. / Imagen: Centro de documentación europea de la Universidad de Granada.
No sorprendía a nadie que las luchas contra el COVID-19 y el cambio climático figuraban como prioridades en su agenda para 2022.

No son los únicos, pero quizás los más relevantes a ser tratados por los 27 socios de la Unión Europea, junto a otros que tampoco son menores, tales como la migración, el respeto por el estado de derecho y una política de defensa europea, cuestión esta última sobre la que nos hemos manifestado recientemente en esta tribuna por el motivo que a todos nos impresionara cuando se produce el éxodo masivo de fuerzas ocupantes en Afganistán.

Respecto a la respuesta que se ha dado desde Bruselas al Covid-19, von der Leyen ha elogiado en su intervención la acción en bloque de la UE frente a una crisis sanitaria sin precedentes. La presidenta de la Comisión dejó muy claro que la pandemia está lejos de terminar y que ahora no es el momento de la complacencia, ya que menos del 1% de las dosis en todo el mundo se administraron en países de bajos ingresos. Lo definió así: “la escala de la injusticia y el nivel de urgencia son obvios. Este es uno de los grandes problemas geopolíticos de nuestro tiempo”.

De ahí que ha anunciado el compromiso que la UE ha adquirido de aumentar la cuantía de donación de vacunas en otros 200 millones de dosis para mediados del próximo año.

Pero es que además, la UE se ha comprometido a asignar una partida de mil millones de euros para acelerar la capacidad de producción de vacunas de ARNm -que incluyen Pfizer / BioNTech y Moderna- en África y a compartir 250 millones de dosis.

Pero justamente algo que ha pasado desapercibido y que nos parece de un gran alcance, es la otra prioridad que desde la Comisión Europea se ha fijado a fin de fortalecer su preparación como bloque político-económico para hacer frente de manera efectiva a posibles futuras crisis de salud a través de la creación de una Unión Europea de la Salud.

La Comisión ha propuesto poner en funcionamiento la Autoridad Europea de Preparación y Respuesta a Emergencias Sanitarias (HERA) y con un presupuesto que respalde esta iniciativa que asciende a una inversión de 50.000 millones de euros para 2027.

En cuanto al cambio climático von der Leyen acogió con satisfacción la adopción en los últimos meses de una obligación legalmente vinculante para los estados miembros de la UE de reducir las emisiones netas de efecto invernadero en un 55% para 2030 en comparación con los niveles de 1990.

También instó a los eurodiputados y líderes a respaldar la propuesta de la Comisión de un Fondo Social para el Clima para abordar la pobreza energética que actualmente afecta a unos 34 millones de europeos. Esto nos reconforta porque en el caso particular de nuestro país se ha convertido un problema vital en la vida de las familias.

Entonces, a continuación, Ursula von der Leyen describió la Cumbre COP26 que se celebrará en Glasgow en noviembre como “un momento de la verdad”. ¿Cuál es el principal objetivo de la COP26? La COP26 pretende demostrar la urgencia y las oportunidades de avanzar hacia una economía neutra en carbono, así como el poder de la cooperación internacional para hacer frente a los retos más graves a los que se enfrenta el mundo.

Y en lo que ha insistido von der Leyen es que Europa no podrá cumplir su objetivo climático para 2030 sino en 21 años si sigue al ritmo actual de contaminación.

El giro en la política de defensa europea

Ursula von der Leyen afirmaba en esta declaración de principios en el estado de la Unión Europea 2021 que Afganistán ha puesto en evidencia que Europa debería hacer más por sí misma, dejando de manera muy clara la necesidad de que Europa desarrolle sus propias capacidades de defensa.

Una observación que nos permitimos hacer desde este Foro: es la primera vez que un presidente de la Comisión Europea (y justo es la primera mujer que ostenta este puesto) se atreve a decir alto y claro que hay que ir a por una defensa común, sin complejos, independientemente de lo que significa la OTAN, que por cierto, hay que reorientarla en cuanto a los servicios que debe dar a nuestro Viejo Continente, probablemente en un gran acuerdo estratégico y geopolítico de lo que debe ser la defensa de Occidente en su conjunto, pero cuidando que las fronteras de la UE estén prioritariamente defendidas por una fuerza de choque europea.

Desde ya, que en situaciones como la sucedida en Afganistán, no estaríamos dependiendo de los pasos y decisiones que toma el Estado Mayor Conjunto del Ejército de Estados Unidos (o sea el Pentágono) que parece que en los hechos está por encima del resto de las instituciones armadas del planeta. Y en la medida que Europa no asuma una posición firme en este sentido, seguiremos teniendo dependencia exclusiva de Estados Unidos y sus errantes políticas según estén los demócratas o los conservadores en la Casa Blanca.

Es por ello que, a tal fin, Ursula von der Leyen dejó dos pensamientos a modo de sentencia y reflexión al mismo tiempo, que son: “ser testigo de los acontecimientos que se desarrollaron en Afganistán fue profundamente doloroso para todas las familias de los soldados y mujeres militares caídos” y “para asegurarnos de que su servicio nunca sea en vano, tenemos que reflexionar sobre cómo esta misión pudo terminar tan abruptamente”.

Sin duda, para que no vuelva a ocurrir este sin sentido y oprobio que fue ver a los talibanes volver al poder con su sistemática violación de derechos humanos, la Unión Europea de la mano del liderazgo de Ursula von der Leyen que describió como vital para los estados miembros “mejorar la cooperación de inteligencia y la interoperabilidad para comprender las amenazas en su propio vecindario y más allá y permitir una mejor toma de decisiones conjunta”, vemos que con ella estamos en el buen camino.

Que ha tomado debida nota la Comisión Europea de lo que no debe volver a sonrojarnos a los europeos por debilidad en el liderazgo mundial. Que debemos reforzarlo, y por más que a muchos no les guste lo que decimos, el poder de defensa de un estado es vital para que a su vez se puedan defender los derechos humanos, dentro de nuestras fronteras y fuera de ellas.

En materia de ciberdefensa, la presidenta de la Comisión Europea ha solicitado a los estados miembros que “agrupen” sus recursos y pidió una política europea de ciberdefensa con una alocución muy elocuente: “si se recolecta todo, se puede piratear todo y es hora de que Europa dé un paso al siguiente nivel”. De ahí que la presidencia francesa convocará una Cumbre sobre Defensa Europea en el primer semestre de 2022.

En cuanto a la política migratoria Ursula von der Leyen ha reconocido que “el progreso para gestionarla ha sido terriblemente lento”, y que lamentablemente el tema de la migración, en el que existe divisiones entre los estados miembros, se crea una situación que está siendo explotada por opositores y traficantes de personas.

Respeto a los valores de la Unión Europea

Von der Leyen destacó que las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea “son vinculantes”, en una velada referencia a Polonia con la que Bruselas se ha enfrentado recientemente por el respeto del estado de derecho.

Al respecto, la presidenta de la Comisión Europea dijo que hay “desarrollos preocupantes en ciertos estados miembros” sobre el estado de derecho y advirtió que Bruselas está “decidida a defender los valores sobre los que se construyó el bloque, incluida la democracia, el estado de derecho y la libertad de expresión y medios independientes”.

Parece que algunos políticos polacos de altísimo nivel en la jerarquía de este país, deberían repasar otra vez los tratados originarios de lo que hoy es la Unión Europea, y no nos referimos a Maastrich, sino al Tratado de Roma de 1957, el que creo el Mercado Común Europeo, que en sus fundamentos para la creación, los llamados “Padres de la construcción europea” vislumbraron solo a doce años de finalizada la Segunda Guerra Mundial, que solo con el desarrollo económico y social de la región, en el Viejo Continente no habría más tentaciones de populismos ni nacionalismos que llevaron a la barbarie y la destrucción durante cinco años.

De ahí que es bueno que la presidenta de la Comisión Europea le recuerde a los olvidadizos, que existe una supremacía de la legislación de la UE y que se considera un principio fundamental del bloque: la legislación de la UE prevalece sobre la legislación nacional en las áreas en las que la UE tiene competencia. Y esto hay que defenderlo porque si no estaríamos defraudando a aquellos fundadores que entendieron la solidaridad, así como la complementariedad y colaboración como elementos esenciales para la paz europea.

Pero en los últimos años, el principio ha sido atacado. En Polonia, el Tribunal Constitucional ha desestimado una orden judicial del tribunal superior de la UE, argumentando que era incompatible con la constitución polaca y, por lo tanto, no vinculante. En Alemania, el Tribunal Constitucional impugnó las competencias tanto del Tribunal de Justicia de la UE como del Banco Central Europeo. Ambos casos han provocado un justificado enojo de Bruselas y han dado lugar a procedimientos de infracción, por lo que es ahora que la UE quiere multas diarias para Polonia por sus controvertidas reformas judiciales

Polonia ha provocado la ira de Bruselas tras las reformas de su poder judicial y la represión del aborto. Hungría también ha sido severamente criticada por legislaciones que se considera que amordazan a los medios de comunicación y obstaculizan el trabajo de las ONG. Ambos países también han sido reprendidos por leyes anti-LGBT.

Ursula von der Leyen anunció también que la Comisión Europea a partir de 2022, los informes anuales sobre el estado de derecho vendrán “con recomendaciones específicas” a los estados miembros. Y no ha tenido ningún temor en pedir también que se fortalezca la protección “para quienes crean transparencia: los periodistas” a través de una Ley de Libertad de Medios que se entregará el próximo año. Y esto se produce como consecuencia de que destacados periodistas anticorrupción han sido asesinados en todo el bloque en los últimos años, incluidos Daphné Caruana Galizia en Malta, Jan Kuciak en Eslovaquia y Peter de Vries en los Países Bajos. Es evidente que en la Europa que queremos de derechos humanos y libertad, esto no puede volver a repetirse.

El presidente de Renew Europe, Dacian Ciolos, acusó a von der Leyen de hablar sobre el estado de derecho, pero no seguir el camino, y lo hacía diciendo que “en toda Europa, vemos focos de antiliberalismo en desarrollo y que estos focos de antiliberalismo deben extinguirse, señora Presidenta, antes de que se extienda el fuego, y esa es su responsabilidad”. Esto lo decía en clara alusión a la desobediencia de países como Polonia y Hungría, por ello le instaba a von der Leyen a que actúe ya que tiene los medios para hacerlo.

Y entonces, Dacian Ciolos, le pidió que a la presidenta que aplicara el mecanismo de condicionalidad para proteger el estado de derecho, que aunque ha entrado en vigencia hace un año, jamás se ha aplicado, y que permite a la Comisión suspender, reducir o restringir el acceso a los fondos de la UE para los estados miembros que se descubra que han violado los valores del estado de derecho.

Los jóvenes, las mujeres y los microchips de Europa

En varios puntos de su discurso, von der Leyen hizo referencia a la juventud europea y pidió que el bloque se inspirara en sus jóvenes.

“Nuestra Unión será más fuerte si se parece más a nuestra próxima generación: reflexiva, decidida y solidaria. Basada en valores y audaz en la acción”.

Sin embargo, advirtió que esta próxima generación ha sido engañada en algunos de sus años más formativos debido a la pandemia y anunció la creación de un programa ALMA, un programa de prácticas laborales al estilo Erasmus.

El próximo año también ha sido declarado Año de la Juventud Europea y se anima a los jóvenes a ayudar a liderar el debate en la Conferencia sobre el Futuro de Europa.

La transición digital

Finalmente, la pandemia también ha demostrado cuán crucial es la transición a una sociedad cada vez más digitalizada. Ursula von der Leyen dijo que “lo digital es la cuestión decisiva”. La pandemia obligó a muchas personas a trabajar desde casa, pero también ralentizó las cadenas de suministro a nivel mundial. Uno de los sectores afectados fue el de los semiconductores que se utilizan en todos los dispositivos.

La mayoría de elementos para la industria digital del mundo se producen en Asia y von der Leyen pidió una inversión de esta tendencia, para lo cual, la Comisión Europea presentará una ley europea de chips a tal efecto, afirmando von der Leyen que “esto no es solo una cuestión de competitividad. También es una cuestión de soberanía tecnológica”.

Un hilo de esperanza asoma en el horizonte, no solo porque vamos ganando la guerra al Covid-19 después de haber librado muchas batallas contra esta pandemia, sino que se vislumbra un cierto aire de prestigio que parece querer volver a las instituciones europeas, porque no solo está necesitad Europa de un liderazgo efectivo desde Bruselas y el resto de instituciones europeas, sino también el resto de países del orbe que siempre ven y esperemos sigan mirando a Europa, como el espacio de mayor crecimiento del PIB, simultáneamente a ser el bloque político-económico de mayor estabilidad para la paz, la justicia y la seguridad mundial.

José Luis Zunni es director de ecofin.es y vicepresidente de FORO Ecofin. Director de ECOFIN Business School y coordinador de ECOFIN Management & Leadership. Director del Centro de Liderazgo de la EEN (Escuela Europea de Negocios) y coordinador académico de la Red e Latam del grupo media-tics.com. Miembro de la Junta Directiva de Governance2014. Conferenciante. Ponente de Seminarios de Liderazgo y Management de la EEN y coordinador del FORO DE MANAGEMENT Y NUEVA ECONOMÍA DE LA EEN. Autor de ‘Inteligencia Emocional para la Gestión. Un nuevo liderazgo empresarial’, coautor de ‘Liderar es sencillo. Management & Liderazgo’ y coautor con Ximo Salas de ‘Leader’s time (Tiempo del líder)’

Antonio Alonso, presidente de la AEEN (Asociación Española de Escuela de Negocios) y secretario general de EUPHE (European Union of Private Higher Education).

Salvador Molina, presidente del Foro ECOFIN y consejero de Telemadrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+
0 comentarios
Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
MEDIATICS SYSTEMS CORP

CEO: JUAN ANTONIO HERVADA

1801 CORDOVA ST

CORAL GABLES, FL 33134 US

NIF 85-0731544

Tel:+1 720 432 1016 - +1 786 327 0854

email: [email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.