www.media-tics.com

Francisco y Cristina

Los inescrutables laberintos del Señor

martes 02 de septiembre de 2014, 12:00h

La ascensión al trono de Pedro del cardenal argentino Jorge Bergoglio no sentó nada bien a la presidenta Cristina Fernández, justo en el día en el que el Santoral celebraba Santa Cristina. 

Tanto el fallecido ex presidente argentino Néstor Kirchner como su viuda y sucesora enla Casa Rosada, Cristina Fernández, nunca ocultaron ser seguidores de Carl Schmitt, de ahí la búsqueda incesante de enemigos como instrumento político. El más notorio, hasta ayer, era el Grupo Clarín. Hoy, el ex cardenal arzobispo de Buenos Aires y actual papa, Jorge Bergoglio, desplazó de tan discutible sitio de honor al principal grupo de medios de Argentina. 

Como no podía ser de otro modo, Clarín no dejó de pasar la oportunidad de recordar a sus lectores los choques entre el religioso y el matrimonio presidencial.

“Bergoglio fue elegido por los Kirchner como uno de sus enemigos. No iban a la Catedraly tampoco lo recibían. Y hasta alentaron denuncias judiciales por una presunta complicidad con la dictadura en el secuestro de dos seminaristas. En esta edición, Julio Bárbaro cuenta que el cardenal le pidió que mediara ante Kirchner y que la gestión fracasó: el ex presidente se negó a reunirse”, relata Ricardo Roa, editorialista del diario Clarín.

Roa, una de las espadas más filosas del grupo en la batalla que mantiene con el Ejecutivo, subraya que ahora  el problema es que el ninguneado hoy es Papa.

El periodista revela que las cosas llegaron a un extremo tal que un ex gobernador peronista relata que Bergoglio subía el volumen de la radio cuando conversaban porque temía que lo estuvieran espiando y grabando. “Ni el Gobierno ni Cristina pudieron disimular ayer el impacto que les causó la noticia”, asegura.

Por la otra parte, los diputados kirchneristas se negaron a interrumpir una sesión para festejar el histórico nombramiento.La Presidenta, en tanto, le envío un obligado saludo a Francisco burocrático y más frío que un témpano, según la definición de Roa.

Página 12, el diario que es para el kirchnerismo lo queLa Razónes para el PP, respondió al nombramiento de Bergoglio con munición gruesa. Horacio Verbitsky, su periodista estrella, uno de los columnistas encargados de arrojarla:

Entre los centenares de llamados y mails recibidos, elijo uno. “No lo puedo creer. Estoy tan angustiada y con tanta bronca que no sé qué hacer. Logró lo que quería. Estoy viendo a Orlando en el comedor de casa, ya hace unos años, diciendo ‘él quiere ser Papa’. Es la persona indicada para tapar la podredumbre. Es el experto en tapar. Mi teléfono no para de sonar, Fito me habló llorando.” Lo firma Graciela Yorio, la hermana del sacerdote Orlando Yorio, quien denunció a Bergoglio como el responsable de su secuestro y de las torturas que padeció durante cinco meses de 1976. El Fito que la llamó desconsolado es Adolfo Yorio, su hermano. Ambos dedicaron muchos años de su vida a continuar las denuncias de Orlando, un teólogo y sacerdote tercermundista que murió en 2000 soñando la pesadilla que ayer se hizo realidad. Tres años antes, su íncubo había sido designado arzobispo coadjutor de Buenos Aires, lo cual preanunciaba el resto”, afirma el periodista oficialista.

El relato de Verbitsky se contradice con uno de los personajes que más conoce lo sucedido con los Derechos Humanos durante la dictadura de Videla. El Premio Nobel de la Paz AdolfoPérez Esquivel, galardón otorgado en aquellos días de plomo y muerte, dijo que su compatriota, el flamante papa Francisco, "no tenía vínculo con la dictadura" argentina, como mencionan algunos críticos del nuevo Pontífice. "Hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura, pero Bergoglio no", declara Pérez Esquivel en una entrevista a la cadena BBC Mundo.

"A Bergoglio se lo cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas", explica. "Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía", añade el Premio Nobel dela Paz 1980.

Página 12 no publicó las declaraciones del Nóbel. Quizás porque se festejaba el día de Cristina. El de la santa, claro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.