www.media-tics.com

Entrevista exclusiva | Olivier Leteurtre, Managing Director EuroWest de Dassault Systèmes

Olivier Leteurtre, durante su participación en la tribuna de Diálogo, en Madrid.
Ampliar
Olivier Leteurtre, durante su participación en la tribuna de Diálogo, en Madrid.

“Hasta ahora las máquinas sustituían a las personas en tareas físicas, pero ahora lo hacen en las cognitivas”

viernes 09 de diciembre de 2016, 12:00h
Inteligencia Artificial, robótica, Big Data, Internet de las Cosas… La industria del futuro trae un nuevo modelo de funcionamiento que se resume en un término: ‘economía de las experiencias’. Lo importante ya no es el producto en sí, sino los servicios que presta y lo que obtendrá el usuario con él.

Olivier Leteutre es Managing Director de Dassault Systèmes para España, Portugal, Francia, Sudáfrica y Oriente Medio. Letreutre participó recientemente en la tribuna “Economía conectada, sociedad avanzada”, organizada por Diálogo, Asociación de Amistad Hispano-Francesa, a la que fue invitada Media-tics. Hemos hablado con Leteurtre porque estar al frente de un proveedor de software permite tener una visión del futuro que viene: máquinas inteligentes, automatización absoluta de algunos procesos, robots…

¿Qué pueden hacer los humanos para no ser sustituidos por robots?

Olivier Leteurtre: La fabricación en el pasado era una carrera por la productividad y la producción en cadena con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo. Lo que ha cambiado ahora es la aceleración de la digitalización, lo que no es sinónimo de pérdida de empleos sino de creación de nuevas oportunidades de negocio. En la actualidad nos encontramos ante un paradigma radicalmente nuevo. Por ejemplo, las start-ups triunfan porque no tienen que enfrentarse a las mismas barreras que en el pasado y pueden acceder directamente a mercados internacionales. Esto conlleva generación de empleo, no su destrucción.

¿En qué sectores o negocios concretos peligra más la presencia de humanos?

O.L.: Los robots llevarán a cabo tareas repetitivas o dolorosas, mientras que las personas se centran en el control de la calidad, las comprobaciones, la innovación o la gestión del cambio. Los trabajos están cambiando pero no desaparecen. Para algunas personas este cambio supondrá nueva formación, pero para la generación de ‘nativos digitales’ será natural trabajar mano a mano con robots. Y no hay que olvidar que todas esas máquinas necesitarán a los humanos para poder realizar sus tareas.

¿Cambiará la educación para adaptarse a estos cambios?

O.L.: La educación se verá afectada, indudablemente. En el pasado nos formábamos una vez en la vida, pero ahora nos reciclamos constantemente. Preparar adecuadamente a las personas para la industria del futuro es un factor fundamental. Los métodos de aprendizaje también deben evolucionar para adaptarse a las necesidades de las empresas: las personas deben ser formadas según una visión de 360° de cada proyecto, permitiéndoles considerar cada uno de una manera multidisciplinar e internacional, interactuando con estudiantes de todo el mundo, con expertos, etc. tal y como harían en un proyecto en la vida laboral. Las plataformas como la plataforma 3DEXPERIENCE de Dassault Systèmes serán clave para apoyar estas maneras vanguardistas de aprender y de trabajar.

¿Qué puede hacer la plataforma 3DEXPERIENCE?

O.L.: La plataforma 3DEXPERIENCE ofrece un entorno ideal para impulsar la transformación industrial en esta economía de las experiencias en la que los agentes están interconectados. El mundo cambia constantemente y a un ritmo vertiginoso, así que para mantener la competitividad las empresas deben inventar infatigablemente nuevos productos y servicios. En este entorno cambiante es crucial que las compañías apliquen cambios en los procesos de ejecución de forma suave pero rápida. El mundo virtual es ahora tan preciso que permite planificar, guiar y controlar el mundo real. Las empresas podrán ejecutar simultáneamente planes virtuales y reales para comparar lo planificado y el resultado.

¿Qué nuevos negocios se crearán con el auge de la robótica?

O.L.: La industria del futuro se sustenta principalmente en software, hardware y en la redefinición de los procesos industriales. El software es el centro de esta transformación y es capaz de “conectar lo no conectado”: máquinas, objetos y personas.

¿Dejaremos de conducir o se implantará un modelo mixto de coches autónomos con conductores?

O.L.: No puedo prever cómo serán los modelos de la próxima década, pero la movilidad del futuro es un foco fundamental para empresas de todo tipo, tanto para fabricantes de vehículos como para otro tipo de compañías. El tema de los vehículos autónomos es una evolución más que una revolución. Una evolución que empezó también otras industrias como la aeroespacial o incluso la industria naval.

¿Qué supondrá para nuestras vidas el Internet de las Cosas?

O.L.: Conectando objetos y sistemas de ejecución a la nube a través de IoT y aprovechando el Big Data que se genera, las empresas pueden aprender y mejorar los modelos para impulsar sus negocios o con estos datos crear nuevos modelos de negocio. También podrán obtener y gestionar datos sobre el uso que los consumidores hacen de los productos. Gracias a estos datos, la empresa puede incluir al cliente en sus procesos de innovación y entrar en un círculo positivo de mejora de las experiencias que ofrecen.

¿Y la Inteligencia Artificial?

O.L.: Hasta ahora las máquinas habían sustituido a las personas principalmente en tareas físicas pero ahora empiezan a hacerlo en áreas cognitivas. En realidad, las máquinas nos ayudan a ser más inteligentes. La IA es una “inteligencia humana aumentada”, ya que las decisiones humanas siempre tendrán la última palabra sobre las acciones de las máquinas.

¿De verdad es necesario que todo lo que conocemos sea digital, sea conectado y sea automatizado?

O.L.: La transformación digital cambiará el impacto y la profundidad de las experiencias personales.

¿Hacia dónde va Internet? ¿Veremos cambios significativos?

O.L.: Más allá del IoT, Internet de las Experiencias cambiará la manera en la que funciona el mundo. Los participantes del IoT se centran en las “cosas”, dispositivos inteligentes aislados que se conectan mediante internet, pero el “Internet de las Experiencias” va más allá, imaginando lo que será posible hacer cuando los dispositivos inteligentes combinen las capacidades de otros para crear experiencias, como servicios innovadores que simplifiquen y mejoren la vida diaria de una forma impensable hasta ahora. Por ejemplo, permitiendo que un árbol avise de que está siendo atacado por orugas, lo que provoca una rápida respuesta de una máquina que ordena a un dron solucionar la situación. Estas capacidades solo son posibles cuando los fabricantes de los dispositivos imaginan y se anticipan simulando virtualmente cómo pueden utilizar las capacidades de otros dispositivos para mejorar la experiencia de usuario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.