www.media-tics.com

Con casi 2.000 millones de usuarios, replantea sus objetivos vitales

Facebook se hace más social y menos individual
Ampliar

Facebook se hace más social y menos individual

viernes 23 de junio de 2017, 15:37h
La plataforma pondrá el foco en los Grupos para "dar a la gente el poder de construir comunidad y acercar al mundo". Es la primera vez que cambia su misión, hasta ahora centrada en "hacer el mundo más abierto y conectado".

Mark Zuckerberg tiene la asombrosa capacidad de ocupar titulares cuando se lo proponga. Es algo lógico si tenemos en cuenta que Facebook es el epicentro de la vida digital (y que los medios de comunicación miran con lupa cada mínimo movimiento que haga esta red social, hoy compañía tecnológica valorada en más de 440.000 millones de dólares). Pero en el fondo es normal que ocupe titulares, sobre todo si de repente cambia la misión de la red social más poblada del planeta, con casi 2.000 millones de usuarios. Si hasta ahora su objetivo era "dar a la gente el poder de compartir y hacer al mundo más abierto y conectado", a partir de ahora será "dar a la gente el poder de construir comunidad y acercar al mundo". Pueden parecer casi lo mismo, pero el trasfondo supone un giro radical que, no obstante, será progresivo a los ojos de cada ciudadano de este país digital.

Para empezar, no es lo mismo fijarse como objetivo que la gente comparta cosas a buscar que la gente construya una comunidad. Si dejas que la gente se dedique a compartir, estás creando miles de emisores dispuestos a difundir y redifundir lo que sea necesario, desde las fotos de sus vacaciones hasta una larga lista de noticias falsas, mensajes de odio e inexactitudes varias creadas utilizando sabiamente los resortes más elementales que encierra todo ser humano, por racional que parezca. Viralidad por comunidad, un término por lo general más sosegado y racional que deja a un lado el individualismo, el ego, el narcisismo, y pasa a buscar la creación de valor a través de las ideas y el debate. Si antes se buscaba un mundo más abierto y conectado, a cualquier precio, ahora se busca, simplemente "acercar al mundo", entendiendo como tal a todos los usuarios de la red social. Porque una vez educados sobre las bondades de compartir hasta lo más íntimo en Facebook, llega el momento de abrir aún más el abanico y superar las barreras.

La primera barrera que se pretende superar es la de la disyuntiva "amigo/no amigo". Facebook, hasta ahora, ha sido un directorio de amistades con las que se comparte la intimidad y la vida digital. Pero no hay vida más allá de ese círculo cerrado que incluso tenía un límite sobre el número máximo de amistades, dejando al pobre Roberto Carlos sin poder cumplir su sueño. Ahora nada de eso importará, ya que el nuevo objetivo de Facebook es potenciar los Grupos que inauguró en 2010. Es la vuelta al foro de los inicios de Internet. Pero también es una especie de toque de atención a Twitter, el posible heredero natural de aquellos foros ingobernables en los que cualquiera podía meter baza para llevar la libertad de expresión al límite. No es nada probable que Zuckerberg haya pensado por un solo segundo en cambiar su misión para librarse de Twitter, algo que la propia red del pajarito azul ha hecho por sí misma. Es más, Facebook potenciará los Grupos con la lección bien aprendida, por lo que ha anunciado un paquete de herramientas para que los administradores de los grupos puedan gestionarlos con cabeza.

En realidad, lo que propone Facebook es parcelar la conversación digital y abrirla al mundo. Hasta ahora esa parcela era 'yo', y como mucho mis más allegados. Zuckerberg quiere sacarnos de nuestra zona de confort y aumentar nuestro rango de amistades gracias a los intereses en común. La medida no está exenta de peligro: mientras que ahora vertimos nuestras ideas sobre una maraña de conocidos que no necesariamente son homogéneos ideológicamente hablando, que pasemos a hacerlo en islas que reúnen a élites de nuestro mismo parecer podría ayudarnos a que lejos de abrirnos, terminemos por autoconvencernos de que son nuestras ideas las correctas, y no las de los otros. Para nuestro medidor de amistad estará bien, e incluso para una autoestima que se alimentará del hecho de saber que nada de lo que decimos en Internet es rebatido porque todos opinan lo mismo. Para la sociedad no está tan claro, precisamente por eso: es posible que el debate plural pase a convertirse en una rara avis en un mundo digital parcelado en grupos cerrados que requieren una invitación para entrar, y donde una persona, en plena era del Blockchain, se alza como guardián de las ideas allí vertidas. Aunque pensándolo bien... el único guardián que tienen las ideas en el mundo digital es uno. Y se llama Mark Zuckerberg.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
[email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.