www.media-tics.com

La sostenibilidad económica de los medios de comunicación

Algunas exclusivas publicadas por 'eldiario.es' y utilizadas como reclamo publicitario para ganar suscriptores.
Ampliar
Algunas exclusivas publicadas por 'eldiario.es' y utilizadas como reclamo publicitario para ganar suscriptores.

¿Y si los lectores no quieren medios libres?

Ignacio Escolar cuenta en una entrevista con Iñaki Gabilondo que 'eldiario.es' perdió suscriptores de pago por publicar una exclusiva que perjudicaba a una ministra del PSOE. En pleno debate sobre la necesidad de pagar por leer noticias a cambio de que los medios se liberen de políticos y empresarios que puedan influir en su trabajo, parece un jarro de agua fría conocer que muchos lectores no están dispuestos a pagar por leer 'la' verdad, sino por reforzar 'su' verdad.

"Hay lectores que se quejan porque no les ha gustado una noticia porque perjudica a un partido, porque perjudica al otro. Lectores que se enfadan cuando aplicamos el mismo criterio a todos. Un ejemplo muy concreto: cuando publicamos la exclusiva de que la expresidenta Cifuentes tenía el máster regalado fue un gran éxito entre nuestros socios. Cuando publicamos que una ministra del Gobierno del PSOE también tenía un máster regalado hubo incluso bajas de socios. Algunos nos acusaron de hacerle el juego a la derecha".

El párrafo anterior son palabras de Ignacio Escolar, fundador y director de 'eldiario.es', durante la magistral entrevista que ha realizado a Iñaki Gabilondo. Una conversación de 45 minutos que puede verse, escucharse y leerse. Totalmente gratis, a pesar de que 'eldiario.es' es un medio capaz de cobrar por los mismos contenidos que regala. Más de 33.000 personas pagan 60 euros al año por acceder a los mismos artículos, reportajes y entrevistas que leen 8 millones de personas cada mes sin tener que pagar ni un céntimo. Se supone que lo hacen por convicción, por apoya un proyecto digital que pertenece exclusivamente a periodistas, sin grandes empresas o bancos en su accionariado. Sin un gran grupo mediático detrás. Se supone que lo hacen porque quieren leer "periodismo a pesar de todo", el lema que acompaña a 'eldiario.es' desde su fundación, en 2012. Se supone que lo hacen porque gracias a ese dinero, que apenas supone entre 5 y 7 euros al mes, según el modo de pago, existe una plataforma mediática digital independiente que hace gala de su transparencia y que apuesta por contenidos de calidad.

El hecho de que algunos suscriptores se den de baja por la publicación de una exclusiva que afecta a una ministra de un determinado partido político es una mala noticia. En primer lugar, porque implica poner por delante a la política para dejar en un segundo plano a la verdad. Implica dar mayor credibilidad a una persona que supuestamente ha hecho algo mal que al medio encargado de investigarlo y publicarlo. El mensajero encargado de hacer que nos enteremos de que algunos políticos estaban, supuestamente, obteniendo títulos universitarios con condiciones más que ventajosas respecto al resto de los mortales. 'eldiario.es' simplemente nos estaba contando algo que no sabíamos que podría estar sucediendo en la España del siglo XXI, la que clama por la igualdad y el lema de camiseta y pegatina 'las leyes son iguales para todos'. Que un solo suscriptor se sienta ofendido porque una exclusiva de su medio de cabecera afecta a un político del partido con el que simpatiza es para hacérnoslo mirar. Y, en cualquier caso, para dejar claro que tenemos los políticos que nos merecemos.

¿Aseguran las suscripciones de pago el periodismo que merecemos?

Lo curioso del caso es que el mismo diario de Ignacio Escolar acumuló 10.000 nuevos socios en apenas unos meses, los de su frenética 'primavera' de exclusivas sobre másteres supuestamente fraudulentos nacidos en una universidad pública que también se enteró por la prensa de lo que estaba sucediendo. Ahora, y después de leer las palabras de Escolar, no sabemos cuántos de aquellos suscriptores (unos 6.000) se abonaron porque la primera exclusiva afectó a Cristina Cifuentes, por entonces -y hasta entonces- presidenta de la Comunidad de Madrid y política del Partido Popular, y cuántos lo hicieron para animar a los periodistas de 'eldiario.es' a seguir tirando de la manta, sin importar su color. Otros 4.000 llegaron tras las exclusivas sobre Pablo Casado y Carmen Montón, aunque esta última (literalmente, porque tras ella no llegaron más) fuera la que hiciera perder en paralelo y entre quejas a algunos suscriptores. Estuvo bien publicar los supuestos excesos del PP, pero parece que no tanto los del PSOE. Si para una vez que un medio se sale de su encasillamiento ideológico -la izquierda en el caso de 'eldiario.es', algo lamentablemente visible nada más entrar en su web- le penalizamos en lo más profundo de su bolsillo, el incentivo para que apueste por abandonar las trincheras ideológicas en favor de la verdad neutra, de la absoluta objetividad (si es que existe), será mínimo. Y así nunca tendremos la prensa que decimos merecer.

Ahora es difícil saber por qué alguien se abona a un medio de comunicación: ya no sabemos si detrás de un usuario que paga hay una persona que busca que le cuenten la verdad o una persona que busca que le cuenten su verdad. No sabemos si quieren que les abran los ojos o que se los mantengan cerrados. No sabemos si ese abono mensual en realidad está apoyando a un medio de comunicación para que actúe como correa de transmisión de un partido político en particular. De ser así, mi humilde recomendación es que esos 60 euros anuales sean directamente destinados a pagar la cuota del partido en cuestión. Supongo que cualquier periodista de raza, de verdad, de esos que se juegan su reputación en cada línea, estarán de acuerdo conmigo en que el pago por contenidos debe basarse en la búsqueda de la verdad, no en formar parte del club de profesionales de la información que dicen lo que me apetece leer y me ocultan lo que me va a molestar. Eso no es periodismo, es propaganda.

Para quien quiera la verdad y no ser tratado como un estúpido: dedique unos cuantos euros anuales a apoyar al medio de comunicación que quiera y con todas las consecuencias, preferiblemente pidiéndole que le abra los ojos y le haga ver que ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos; que le obligue a hacerse preguntas. Para quien no esté dispuesto a asumir la verdad y prefiera seguir siendo tratado como un estúpido por quieres manejan el cotarro: no hace falta que destine un solo céntimo a que critiquen su escala de valores y se sienta ofendido en lo más hondo de su ser por un malvado periodista que 'hace el juego' a los contrarios; siga leyendo noticias en Twitter y Facebook, busque algún blog de un iluminado que cuenta 'lo que los medios no te quieren contar' y no dude en consultar directamente todo cuanto digan sus políticos favoritos en sus redes sociales, en YouTube o en la tertulia-show televisada de turno, el Coliseo del siglo XXI. Lo que pase después, ya tendremos tiempo de leerlo en la prensa si para entonces no es demasiado tarde.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (2)    No(0)
Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • ¿Y si los lectores no quieren medios libres?

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    667 | Jose - 20/03/2019 @ 11:55:26 (GMT+1)
    Los suscriptores de diarios tan radicalizados como esos lo hacen para tener su sesión diaria de onanismo político. Es como el que va a los partidos de su club de fútbol, o pega carteles por su partido con los 'compañeros'. Todo alivia su sensación de soledad, encuentra almas afines en los comentarios, y se siente más animado. De periodismo, poco. Paradójicamente, lo único que garantizaría un cierto periodismo independiente sería las subvenciones públicas establecidas en valor a parámetros objetivos, y que no pudiesen variarse según quién gane las elecciones.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
    Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
    [email protected] Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.