www.media-tics.com

Prevé recuperar el crecimiento en 2020, pero sus cifras actuales no son las mejores

La televisión de pago se estanca en Latinoamérica
Ampliar

La televisión de pago se estanca en Latinoamérica

El mercado de la televisión de pago en Latinoamérica está lejos de ser boyante, al contrario de lo que está sucediendo en otros mercados. En 2018 se registró un crecimiento plano y las previsiones para 2024 ni siquiera alcanzarán el 50 % de penetración. Pero en 2020 podría volver el crecimiento: las compañías luchan por sumar nuevos clientes para revitalizar un mercado que está en su mejor momento en general.

Latinoamérica no quiere perder la oportunidad de sumarse al auge y crecimiento de la televisión de pago, un negocio que está viviendo una época dorada gracias a las plataformas OTT, que han reducido la fricción de pagar por ver televisión gracias a sus amplios catálogos de contenidos a bajo precio. Hasta entonces, la televisión de pago se basaba en la contratación de paquetes de canales de televisión premium, en su mayoría temáticos, a un precio relativamente alto, dada la exclusividad de los contenidos. Pero esa exclusividad ahora ha quedado diluida en decenas de marcas diferentes que crean sus propios contenidos -y que, por tanto, son exclusivos per se- sin ni siquiera ser canales como tales. El mercado está revolucionado porque la gente sí está dispuesta a pagar por ver televisión, por lo que la lucha por atraer a esos suscriptores es encarnizada. Incluso emerge un 'mal' de nuestro tiempo: la 'fatiga de la suscripción'.

El problema es que en Latinoamérica no termina de despegar el mercado como estaba esperado. Hay dos compañías que se reparten el grueso del pastel: América Móvil (propiedad del mexicano Carlos Slim y que opera principalmente bajo la marca 'Claro') y DirecTV/Sky. La primera cerró 2018 con 13,69 millones de abonados, un descenso de 890.000 respecto a 2016. Se espera que este año vuelva a dejarse suscriptores por el camino, hasta el punto de que las proyecciones de Digital TV Research apuntan a que en 2024 tendrá menos abonados que en 2016, cuando la lógica, dado el crecimiento del mercado en general, indicaría lo contrario.

En el caso de DirecTV/Sky, la compañía cerró 2018 con 21,43 millones de suscriptores. Se espera que en 2024 alcance los 22,18 millones de abonados, lo cual es una ridícula ganancia. En la actualidad, representa algo menos del 30 % del mercado total en la región. América Latina supera los 626 millones de habitantes, repartidos en una veintena de países. Se estima que la televisión de pago en la región alcanza a unos 70 millones de personas. En Estados Unidos, con poco más de 300 millones de habitantes el mercado alcanza a 89 millones. El problema es que en 2024, la penetración de la televisión de pago en Latinoamérica seguirá por debajo del 44 %, ya que apenas habrá sumado 5 millones de suscriptores entre 2018 y 2024.

El mercado de la televisión de pago en Latinoamérica

Parte de la responsabilidad de estas cifras la tiene la crisis económica que vive la región, que afecta especialmente a los países más poblados. El principal mercado para la televisión de pago es Brasil, que ha perdido dos millones de abonados entre 2014 y 2018. Hasta 2024 no volverá a las cifras de 2014, las mejores registradas hasta la fecha. En el caso de México, el país supera en número de suscriptores a Brasil, a pesar de tener la mitad de hogares de televisión. También ha perdido suscriptores respecto a las cifras de 2016.

Estas pérdidas de abonados impactan directamente en los ingresos. La televisión de pago en América Latina registrará una caída en los ingresos del 2,1 % entre 2018 y 2024, hasta los 17.820 millones de dólares. El grueso de los ingresos vendrá de Brasil, que para 2024 espera mover 5.570 millones de dólares. Le seguirán México, con 3.040 millones, y Argentina, con una cifra prácticamente idéntica. Aun así, los ingresos de Brasil en 2024 serán inferiores a los de 2018, lo que apunta a que la ganancia de suscriptores no se notará en los ingresos probablemente porque los precios de los paquetes descenderán. Esta tendencia sí está en línea con los fenómenos observados en Europa y Estados Unidos, donde las telcos, principales impulsoras de la televisión de pago tradicional, están reduciendo los precios de sus paquetes para hacerlos más atractivos de cara a las ofertas de bajo coste que proponen Netflix, Amazon Prime Video o HBO. Con ello consiguen ganar suscriptores, pero ingresan menos dinero por ellos. La española Telefónica cerró 2018 con casi 4,8 millones de suscriptores de televisión de pago en la región. Se espera que en 2024 supere los 6,3 millones. Un caso similar al de Tigo, que cerró el año con 2,7 millones de abonados y superará los 3 millones en 2024. Una maraña de pequeños actores que en la actualidad supera los 29,3 millones de abonados rozará los 31 millones en 2024. Son cifras positivas en global, pero América Latina corre el riesgo de llegar tarde a la cumbre.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de media-tics.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Doménico Scarlatti, 9 , 28003 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.