www.media-tics.com

New York Times

Hay un camino para el periodismo de calidad rentable, pero requiere fuertes inversiones, es difícil e inestable

Los periódicos están sufriendo mucho en todo el mundo desarrollado, se despiden periodistas por millares, pero las aulas en las que se enseña periodismo siguen repletas. En Estados Unidos se han cerrado nada menos que 1.800 periódicos locales desde 2004 y la crisis no parece tener fin. Algunos culpan a Google, Facebook o Amazon, pero la responsabilidad básica se llama Internet. Estamos en los primeros pasos aún para reinventar en su totalidad la vital función informativa y el horizonte está muy contaminado, lleno de niebla, distorsiones y monstruos. Pero hay rayos de luz que cortan la oscuridad. Uno de ellos se denomina "The New York Times". Pero es un producto prácticamente único, como nos recordaba recientemente en Madrid Jean Christophe Demarta, Senior VicePresident Global Advertising de "The New York Times", en un acto organizado por la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom).Vamos a analizar y diseccionar los puntos más reveladores de esta trayectoria tan exitosa, por ahora.

Compara su propuesta con el comportamiento de Spotify o Netflix

El diario estadounidense está potenciando su motor de recomendación para ofrecer a cada usuario contenidos de su interés, pero sin alterar el enfoque de las piezas.

Las hay de todo tipo, incluso efímeras

'The Washington Post' tiene casi 80 newsletters. 'The New York Times', más de 50. Los boletines arrasan porque son baratos, fidelizan y permiten llegar a la zona más íntima de los usuarios: su bandeja de entrada del correo electrónico.

Desvelamos las claves de la mano de Kathy Zhang, Product Analytics Manager

Te contamos las herramientas que utilizan para monitorizar el tráfico y algunas estrategias de distribución de los contenidos para que logren mayor impacto entre los lectores.

Las suscripciones aumentan, y con ellas los ingresos no publicitarios

El público comienza a ser consciente de las mentiras que circulan por Internet y se está refugiando en las cabeceras de toda la vida para obtener noticias de verdad.

Se autodefine como una compañía de medios digital

Aunque el ‘NYT’ sigue contando con una robusta edición impresa, sus responsables no se sienten cómodos cuando se les encasilla como periódico. El ‘Times’, con potentes productos y una web reconvertida en su motor, ha cambiado definitivamente su definición.

¿El fin de una era en la información digital?

El New York Times y el Washington Post han superado en audiencia a BuzzFeed y el Huffington Post. Los diarios en papel comienzan a controlar a sus lectores digitales mientras los nativos se desinflan.
  • 1

El diario estadounidense es el ejemplo por antonomasia del pago por contenidos

Ha decidido regalar sus noticias a 3 millones de estudiantes en Estados Unidos, que pueden acceder sin límites a los mismos contenidos por los que 3,4 millones de personas pagan un puñado de dólares al mes. Te contamos por qué esta medida, lejos de ser una locura, sienta las bases del propio futuro del 'Times'.

Los ingresos por suscripciones digitales superaron a los de la publicidad impresa

Cuando en ‘NYT’ vivían momentos de máxima tensión con el candidato Trump por publicar los testimonios de mujeres que le acusaban de presunto abuso sexual, no podían llegar a imaginar que las críticas del que sería futuro presidente de EEUU tendrían un efecto positivo en sus cuentas.

Es el director ejecutivo de NYT Company

Tras ocho años en la BBC cruzó el charco para culminar la reconversión de una institución del periodismo. Su objetivo es que los ingresos digitales superen a los del papel, aunque augura más de una década al NYT impreso.
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
MEDIATICS SYSTEMS CORP

CEO: JUAN ANTONIO HERVADA

1801 CORDOVA ST

CORAL GABLES, FL 33134 US

NIF 85-0731544

Tel:+1 720 432 1016 - +1 786 327 0854

email: [email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.