www.media-tics.com

Periodismo

El uso de tecnologías avanzadas por parte de los medios de comunicación es aún pobre y disperso

Ya está meridianamente claro que la Inteligencia Artificial (IA), cada día más sofisticada, es el elemento tecnológico clave para el progreso de la humanidad y los negocios en los próximos decenios. Y eso sin entrar en la polémica de la Inteligencia Artificial General (IAG), vaticinada para antes del 2050, a la vez temida y deseada. Pero como argumenta con múltiples ejemplos el experto Kevin Kelly, "el plan de negocio de las próximas 10.000 empresas triunfantes, de cualquier sector, es coger una empresa y añadirle Inteligencia Artificial". Entonces, ¿cómo están los atribulados medios de comunicación en esta crucial asignatura? Me temo que no demasiado bien.

Responsabilidad de los medios de comunicación y los periodistas en un fracaso lamentable

En la Puerta del Sol hay una placa conmemorativa del 15M en la que se lee: "Dormíamos, despertamos". Sí, despertamos, para comprobar unos años más tarde que aquel movimiento de esperanza y cambio no ha cambiado nada sensible. El partido político Podemos, heredero de aquel movimiento, está naufragando en una serie de fragmentaciones y enfrentamientos cainitas, como podemos comprobar en la campaña electoral de Andalucía. Dejando al margen la ideología, teóricamente a la izquierda del PSOE, era un movimiento cívico con una base muy sólida en el desencanto y la irritación de mucha gente, principalmente jóvenes sin esperanza, sin futuro. Fue secundado por muchos intelectuales de diverso origen. Es, tal vez, el momento de hacer una reflexión sobre este fracaso. Y los medios de comunicación y los periodistas a su servicio, con demasiada frecuencia hostiles al movimiento, tenemos sin duda un parte de responsabilidad en esta penosa situación.

La información de calidad es la base de un nueva alianza entre diferentes profesionales y la tecnología.

Reiniciar creo que es la palabra. Cuando se han hundido las bases de una importante actividad, cuando el negocio de la información se ha trastocado totalmente, cuando estamos ante una auténtica infodemia global y ante la inundación escasea dramáticamente el agua potable, la información de calidad, tenemos que reiniciar el sistema y empezar de nuevo. No valen ya los parches ni las simples reformas, ni los muros de pago ni la publicidad tal y como se ha venido presentando. La tecnología, que evoluciona a una velocidad exponencial, juega un papel clave. Tenemos que reiniciar, alumbrar de nuevo, un sector crítico para el progreso de la humanidad: la información.

Más de 90 profesionales de la información y comunicación tecnológica han creado ACOMTEC, una asociación que reúne a periodistas especializados, responsables de comunicación de empresas, expertos en redes sociales, influencers y profesionales de agencias de comunicación con un objetivo común, destacar el valor de la información especializada en tecnología para el desarrollo de nuestra sociedad.

La era digital está perjudicando fatalmente a los editores: es hora de enmendar el rumbo

Con el título de arriba, el especialista Joshua Benton (@jbenton) publica un sugerente artículo que intenta demostrar un hecho crucial: la información debería ser cara, porque el proceso de elaborarla lo es, pero en la era digital las noticias tienden a ser gratuitas. “El valor de las noticias como producto rara vez se alinea con lo que el mercado pagará por ellas”. Una de las razones es que no podemos percibir bien la calidad de una información hasta que ya se ha consumido. Además, si yo leo una noticia, eso no te impide que la leas también. Se enfrenta a una competencia libre casi infinita. La distribución digital hace que las noticias estén en todas partes. Mala cosa para los editores y mala cosa para la calidad de la información. Es hora de hacer algo.

La informática cuántica está avanzando muy rápidamente, poniendo en evidencia que los medios de comunicación tienen una responsabilidad creciente en cómo percibimos la realidad y, por tanto, en la realidad misma

Max Planck introdujo la teoría cuántica en 1900. Después le siguieron Albert Einstein, Niels Bohr y un larguísimo etc. hasta nuestros días, dando un giro más que copernicano a la física tradicional y a algunos fundamentos de la ciencia misma. La teoría cuántica es compleja y muy paradójica y no es este el sitio para exponer sus postulados. Anotemos simplemente que cambiamos al objeto observado al hacerlo. La informática cuántica está dando un gran paso adelante y estamos cerca de la llamada supremacía cuántica, un tema apenas tratado en los medios de calidad del mundo. Es tiempo de ocuparse de ello, porque la misma función del periodismo debe replantearse sus fundamentos y servicios. En medio de una crisis gigantesca, sus funciones son más necesarias tal vez que nunca.

Estas son las evidencias que nos deja el primer semestre

El covid 19 ha dado la puntilla a muchos medios de comunicación, papel, digitales, TV, etc. con escasas excepciones como podcast, libros y algunas grandes cabeceras globales. Solo queda reinventarse o desaparecer. No valen las medias tintas.

Los principales editores de publicaciones de España, en papel o digitales, piden al Gobierno un detallado Plan de Choque

En todos los principales mercados del mundo desarrollado empieza a levantarse todo un clamor: ayudar a los medios.

Interesantes datos en el Informe Anual de la Profesión Periodística que ha presentado la Asociación de la Prensa de Madrid

Estamos en una época particularmente convulsa del ejercicio del periodismo y de los medios de comunicación, que tienen la delicada y trascendental tarea de proporcionar al público aquellas informaciones útiles para la adecuada toma de decisiones. Por eso es particularmente valioso informes como el que publica la Asociación de la Prensa de Madrid, que acaba de presentar el Informe Anual de la Profesión Periodística 2021.

Nunca la humanidad ha tenido tanta información disponible para todos y nunca el conocimiento ha sido tan minoritario

Está en boga en término turbocapitalismo, caracterizado por un “capitalismo agresivo en el que la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo ha perjudicado a gran parte de la sociedad”, según concepto popularizado por Nagel y Luttwak. Esta deriva perniciosa va a más y está alimentada en parte por una infodemia de turboinformación muy perniciosa, en la que la información de alta calidad es cara y se reduce a grupos minoritarios, mientras que las masas son pasto de la desinformación, produciendo tendencias políticas muy peligrosas. Los periodistas y editores deberíamos hacer examen de conciencia.

Enormes dificultades para los profesionales de las noticias y una inundación de falsedades y datos sin significados

La Fundación Telefónica ha publicado un interesante informe de 270 páginas titulado “Re-pensando el mañana. El mayor riesgo es no aprender nada”, con epílogo de Daniel Innerarity, en el que se recogen multitud de opiniones en las que participan algunas de los más prestigiosos expertos y profesionales relevantes de todo el mundo. En el capítulo “El espacio público alterado” y en otros siguientes, se abordan los temas relacionados con el periodismo en tiempos de pandemia, la información y la comunicación. En primer lugar, se destacan las enormes dificultades que han tenido y siguen teniendo los profesionales de la información para hacer su trabajo. La información repetitiva hasta la náusea, el cúmulo de datos sin claros significados, la brutal desinformación, la excesiva dependencia que tiene Europa de tecnología de terceros países, el papel de la Inteligencia Artificial y la imperiosa necesidad de una soberanía digital europea.

El Covid-19 ha causado una peligrosa inundación en los medios de comunicación, cuando la información de calidad es más necesaria que nunca

“La credulidad se ha convertido hoy en una auténtica plaga y las mentiras reinan en este tiempo tan entontecido”, dice el escritor Javier Marías en unas declaraciones a “El País”. “Demasiadas personas se arrojan, encantadas y ufanas, en brazos de mentecatos dañinos”. Estados Unidos y China se han acusado de ocultar información vital, de difundir desinformación y teorías conspirativas, denuncia el famoso historiador Yuval Noah Harari en un artículo muy difundido por todo el mundo, al cumplirse un año del encierro por la pandemia. Durante todos estos meses la información sobre el patógeno y su evolución en todo el mundo han copado hasta el 60% de los informativos del planeta, pero el resultado es una apabullante desinformación, todo un pantano de niebla. Los periodistas debemos reflexionar.

Pero los medios de comunicación apenas publican información de calidad al respecto y, salvo excepciones, no saben ubicarla ni tratarla.

El cambio tecnológico, y particularmente la era digital, está arrasando a los medios en todo el mundo. El modelo de negocio está roto. Salvo algunos medios globales, miles de editores están girando en el sumidero de la historia pasada. Paradójicamente, los mismos medios que sobreviven, en papel o digital, publican poca información de calidad sobre el cambio tecnológico. Están despistados y muchos incluso ciegos ante un cambio exponencial en el cuál muy diferentes tecnología están convergiendo para producir en unos pocos años un salto cuántico.

Nunca como ahora ha sido tan necesaria la información de calidad

El prestigioso diario The Guardian publica que Microsoft ha despedido a 27 periodistas encargados de redactar las noticias del servicio MSN News y los ha sustituido por una serie de algoritmos de “machine learning” que ahora llevarán a cabo íntegramente la labor de los profesionales. Es un elocuente signo de los tiempos, del que los periodistas no debemos lamentarnos, sino sacar conclusiones de cómo la pandemia del coronavirus está acelerando el ritmo del cambio hasta límites no sospechados. Que un robot redacte noticias con inigualable rapidez , exactitud, de manera neutra, sin sesgo alguno, es una liberación para los verdaderos profesionales, que no deberían dedicarse a redactar un simple agregador de noticias, que recopila lo que ofrece la prensa diaria. Especialmente cuando la industria de la información está más plagada que nunca de noticias falsas, inventadas, sesgadas, maliciosas, mentirosas. Los medios de comunicación están haciendo frente a una tormenta perfecta en todo el mundo, porque, en medio de todo esto, la publicidad ha huido, los medios de papel y la información local sufren escandalosamente, también los digitales, aunque las audiencias se disparen. Pero la hecatombe es también una oportunidad para el verdadero periodismo, con vocación por el servicio público y la libertad de información.

El primer diario en España da en marzo un importante cambio de modelo, pero es improbable que la medida logre salvar las cuentas del rotativo: la edición en papel sigue lastrada por los mismos esquemas de hace 25 años

Es una pena: tenemos sin duda un medio de comunicación entre los de más calidad que se puede leer en español. Podría lograr la hazaña, muy conveniente para España y para toda la enorme área del idioma, de ser el faro hegemónico del periodismo explicativo, del imprescindible servicio público que permita a los ciudadanos tomar decisiones informadas. El medio global en español por excelencia. Pero la evolución de su cuenta de resultados es un lastre demasiado pesado. Y hay también otros lastres culturales más allá de los números.

Portada | Hemeroteca | Índice temático | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
MEDIATICS SYSTEMS CORP

CEO: JUAN ANTONIO HERVADA

1801 CORDOVA ST

CORAL GABLES, FL 33134 US

NIF 85-0731544

Tel:+1 720 432 1016 - +1 786 327 0854

email: [email protected] Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.