www.media-tics.com

    

Blogs > Prefiero entender un por qué

Transcurridas las primeras 24 hrs. del 24 M, interesa analizar cuál es la percepción ciudadana y también la de los analistas políticos, en comparación con la del presidente Rajoy. Que las diferencias son grandes, no es novedad, pero al menos después de soberana derrota, debería haberse planteado, al menos esta vez porque es necesario, una autocrítica profunda y sincera.

Cuando Benjamin Franklin salía del “Independence Hall” después de la segunda redacción de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, una mujer le salió al paso y le dijo:

- ¡Qué clase de gobierno nos han legado…Sr. Franklin!

La respuesta de uno de los Padres Fundadores no se hizo esperar:

- ¡Una república…Sra.,....si es que son capaces de conservarla!

Uno de los tantos héroes anónimos de la Revolución Mexicana decía: “una vez que enterramos a los muertos…actúan los políticos…y el resultado es siempre el mismo...otra causa perdida”. Este comentario tiene exactamente un siglo, aunque visto lo visto en la “guerra abierta de insultos y descalificaciones” en la campaña electoral para las autonómicas y municipales de este mes de mayo, vuelve a cobrar actualidad.

Esperanza Aguirre cumple una de las condiciones que Emersonseñalaba al referirse a cuáles son los factores que mueven a los hombres y mujeres. Ralph Waldo Emerson, escritor y filósofo estadounidense del siglo XIX, afirmaba “los hombres, tal como son, se inclinan por naturaleza a ir en pos del dinero o del poder…y del poder…porque vale tanto como el dinero”. Y lo que mueve a la Sra. Aguirre es justamente esto: el poder.

Cuesta encontrar un líder político de la resistencia del presidente del gobierno español. No esperen los lectores que haga una crítica a su gestión ni a su persona. Sólo hablo (lo sabe todo el mundo), desde la estricta óptica del liderazgo. Es más, lo incorporaré como parte de mis seminarios de liderazgo, porque creo que el presidente Rajoy encarna un tipo de liderazgo muy peculiar. Digamos que pertenece a una “especie política” casi en vías de extinción, aquella de la resistencia personal y a cualquier coste a pesar de las durísimas críticas y descalificaciones que recibe a diario.

El gran ganador a día de hoy, en el tablero electoral español, no cabe duda que es Albert Rivera. Es una personalidad próxima, como si le conociéramos de toda la vida. Inspira confianza y seguridad. Dista kilómetros de las formaciones políticas que están ahogadas en casos de corrupción, e incluso con otros partidos nuevos como Podemos, las diferencias de estilo y fondo son importantes.

La mitad del tiempo empleado en las miles de reuniones de trabajo que están programadas cada día en todas las empresas, se puede considerar un auténtico “desperdicio” del tiempo, que por cierto, es el bien más escaso y preciado que tenemos. Pero la buena noticia, es que Ud. puede cambiar, si se lo propone, esa tendencia natural que tenemos de hacer reuniones que no sirven para nada, que se convierten en una tremenda pérdida para las empresas de todos los tamaños en todas las industrias.

En los últimos años hemos conocido estadísticas alarmantes, que vinculaban aproximadamente el 50% de las bajas médicas por enfermedades que directa o indirectamente estaban relacionadas con el estrés. La cuestión es entonces, cómo hacer para “romper” con el ciclo de estrés en nuestras actividades profesionales. No sólo en la oficina, sino toda la actividad que nos tiene, dicho de manera prosaica, “de arriba para abajo y de abajo para arriba”.

Si Ud. se pregunta ¿cómo puedo hacer para que mi próxima presentación mantenga el interés en el auditorio?, o también, ¿cómo puedo ser verdaderamente divertido en mi discurso?, puede intentar mejorar siguiendo algunas de las pautas que le indico hoy. Observe que no le estoy diciendo “siga estas reglas”. ¡No!. Sencillamente, le exponga algunas cuestiones que comprendiendo su alcance, le ayudarán a mejorar su capacidad de oratoria.

En las últimas semanas he tenido ocasión de visionar nuevamente algunas obras del séptimo arte de los años 70 que siguen teniendo plena vigencia. Una de ellas es “All the president’s men” (1976) de Alan J. Pakula e interpretada magistralmente por Robert Redford, que da vida a Bob Woodward y Dustin Hoffman que interpreta el papel de Carl Bernstein, ambos periodistas que investigaron el escándalo Watergate para “The Washington Post”.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,296875