www.media-tics.com

    

Nuestra foto de portada nos muestra una imagen insólita y espectacular que sucede en el Parque Nacional Lago Kariba, de Zimbabwe, en el África sur-oriental, que mientras una leona vigila a los cocodrilos, la compañera de la manada hace un salto con gran velocidad y reflejos para evitar ser atacada, que dejará descolocados a estos grandes reptiles. Según los expertos, la leona que es una estratega de la caza, nunca deja de sorprendernos con sus astutas tácticas para vencer los obstáculos de la naturaleza y neutralizar a sus enemigos más directos. En definitiva, nada de lo que no nos suceda a diario en la vida profesional, especialmente cuando vamos ascendiendo posiciones, y mucho más aún, cuando se detenta el poder que el liderazgo nos da, porque pueden generarse amigos y enemigos. Es inevitable. Pero también es responsabilidad de los buenos líderes y de los que hoy lo son en potencia y están haciendo un aprendizaje para ocupar posiciones de liderazgo el día de mañana, saber cómo reaccionar frente a los desafíos del entorno y a veces, como defenderse de los ataques que asumen distintas formas y colores, tales como competidores, proveedores, inversores, miembros del consejo, integrantes de un equipo A, etc.

Reflexionando mediante 11 lecciones de liderazgo

Nuestra foto de portada nos ilustra sobre cuál es la configuración del carácter del líder, considerando que el “yo auténtico” como sello personal está predeterminado por la capacidad de adaptación al cambio y situaciones diversas (versatilidad), la capacidad de autodesarrollo constante y el liderazgo de responsabilidad.

Liderazgo del “yo auténtico”

Nuestra foto de portada nos muestra el momento previo al cruce de un río en Siberia, en una de las tantas etapas que Ewan McGregor y Charley Boorman realizaran en 2004 al hacer la circunvalación del globo en moto en sentido este-oeste desde Londres hasta Nueva York. Una travesía durísima que después de haber cumplido con éxito los 30.577 km, puso a prueba una vez más el desafío permanente que el hombre a través de la historia se ha impuesto para vencer barreras geográficas y superar siempre récords impuestos en otras aventuras anteriores.

Leadership Long Way Round: formación intensiva de líderes
Nuestra imagen de portada es muy elocuente de cierto confusionismo, a veces hasta interesado, que se genera por el uso inadecuado de determinados términos en el lenguaje habitual del Management y el liderazgo. El término “disrupt” significa interrumpir, quebrantar, desorganizar, desbaratar planes, entre otras acepciones. La doctrina ya le ha dado un lugar preferencial, por tanto, cuando nos referimos a disruptive leadership, también tendremos que tener en cuenta los “carteles” indicadores de nuestro camino de hoy que nos advierten debajo del de “disrupt” como sigue: uno de “change” (el cambio en todas sus facetas que hemos explicado reiteradamente desde esta tribuna); “shake up” que significa estimular, agitar, conmocionar o reorganizar; “challenge” que es reto, desafío o tomar parte en una competición; “evolve” que implica evolucionar, desarrollarse gradualmente, especialmente de formas o estructuras más simples a más complejas, entre otras acepciones.
Disruptive Leadership

Nuestra foto de portada nos muestra una escena de la película “Patch Adams” (1998) de Tom Shadyac, basada en la historia real del médico que lleva el mismo nombre y que interpreta magistralmente Robin Williams, que revolucionó a la comunidad científica aplicando terapias que consistían en hacer reír, dándoles todo el cariño y afecto a los pacientes enfermos de cáncer. Con dulzura y amor hacia los enfermos, Patch Adams demostró tener un carácter propio de los grandes líderes.

¿Cuál es la razón por la que hemos perdido el carácter en el liderazgo?
En nuestra foto de portada observamos dos ejemplares machos de lobo de las estepas rusas logrando mediante el aullido, una finalidad que puede ser comunicativa, emotiva o social. Menos mal que el liderazgo moderno no requiere de estas prácticas de los bosques fríos, pero en cuanto entremos en materia podrán observar que se convierte en pieza clave del liderazgo la comunicación efectiva como lo es para los solitarios habitantes de la estepa.
El aullido de los buenos líderes

Nuestra foto de portada corresponde según la crítica y de manera unánime, al más grande tenor del siglo XX, Luciano Pavarotti (1935-2007), que como otros grandes líderes de la música y la cultura en general, han generado millones de admiradores y seguidores en todo el mundo. Porque el buen liderazgo se puede ejercer en cualquier campo de actividad humana. La característica común de los grandes líderes en todos los tiempos de la historia, es que dejaron su impronta y con el paso del tiempo, la convirtieron en un legado imperecedero.

En la foto que intercalamos en el texto, es la entrada a la Universidad Carnegie Mellon, de Pisttsburgh, Pensilvania, Estados Unidos, uno de los centros más avanzados en el estudio de los sistemas, informática y robótica del mundo. El contraste entre las dos imágenes es evidente: no todo el mundo nace “Pavarotti” y la importancia que han tenido a partir de la década de los años 60 del siglo XX, lasescuelas de negocios en el crecimiento y desarrollo de las organizaciones, está fuera de toda duda. En ellas junto a organizaciones punteras, se ha labrado el liderazgo y Management actual.

¿Se puede aprender liderazgo en una escuela de negocios?

Nuestra foto de portada nos muestra una de las innumerables actuaciones que la historia del teatro ha realizado de “La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca” del inmortal y universal William Shakespeare, que acuñara como frase para todos los tiempos “Ser o no ser…esa es la cuestión”. Porque si algo ha demostrado nuestra evolución como especie, es la preocupación constante por desvelar quienes somos y qué queremos ser.

No vayan a pensar nuestras lectoras/es que la filosofía que encierra el teatro clásico inglés de Shakespeare con estas tribulaciones sobre ser o no ser, que están alejadas de la realidad práctica de la vida en las organizaciones, especialmente los momentos claves de decisión en que nuestros jóvenes deben hacer elecciones y buscar su mañana.

Esta frase-sentencia “¡Serás lo que debas ser o no serás nada!”siempre ha sido atribuida a más de un personaje de la historia, pero lo cierto es que “calza” perfectamente con cualquiera de los grandes líderes que en la política o en las organizaciones estudiamos cuando analizamos diferentes tipos de liderazgo.

¡Serás lo que debas ser o no serás nada!

El liderazgo como cualquier otro campo del conocimiento, está expuesto a los vaivenes que el mercado actual y la sociedad en su conjunto producen, sin lugar a dudas como consecuencia de la poderosa y acelerada transformación tecnológica a que organizaciones, personas y países se ven expuestos constantemente.

Por tanto, aquellos dirigentes que piensan (crea que los hay) que este debate de los últimos años en materia de liderazgo, es una moda en vez de una auténtica evolución, están equivocados. Pero ocurrirá también que quién desde las organizaciones o en el ámbito público, especialmente el político, entienda que hay que aferrarse a estos cambios en el liderazgo pero no está convencido de ello, seguramente que fracasará en el intento de convencer a los demás de que hay nuevas formas de dirección, porque no tendrá la suficiente fuerza moral (probablemente tampoco toda la capacidad técnica) para “contagiar” al resto de su gente de las nuevas formas que deben imperar en un liderazgo activo.

Un liderazgo de conexión

Nuestra foto de portada de un hombre practicando footing, encaja perfectamente (siempre que no se exagere) en las promesas que nos hacemos cada vez que cambiamos el calendario porque hemos cerrado un año y miramos esa fecha “meta-objetivo” que corresponde a los primeros días de enero una vez pasadas las celebraciones.

Tenemos cierta tendencia en la misma noche vieja e incluso los primeros días subsiguientes, a poner nuestra mente en positivo y hacer una especie de agenda de “compromisos” personales (con nosotros mismos), tales como reiniciar la práctica de ir a correr tres veces por semana, una dieta equilibrada, terminar con un curso online que nos trae de cabeza y un largo etcétera.

Cambiar ciertos hábitos en el inicio de 2016
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,359375