www.media-tics.com

    

Nuestra foto de portada nos muestra un atleta de la especialidad de salto de altura, que requiere una técnica muy elaborada, pero especialmente, la capacidad de poner en práctica la teoría adquirida y método para pasar el listón sin derribarlo aunque sea rozándolo. La habilidad de convertir la técnica aprendida en un salto perfecto, es sin lugar a dudas en esta modalidad del atletismo, un espacio para elegidos. Lo mismo ocurre con los líderes. Cada vez hay más líderes empresariales, políticos, emprendedores, consultores, conferenciantes, coachs y un largo etcétera, pero una minoría muy notable es la que destaca justamente por hacer como el atleta de la foto: pasar el listón que los objetivos les han impuesto o los que él mismo, como líder, se ha fijado.

Pasar el listón en el liderazgo

Nos emociona abrir hoy con esta foto de portada que forma parte de la historia de la investigación aeroespacial, por consiguiente de la innovación tecnológica y científica. Fue tomada por los astronautas Will Anders, Jim Lovell y Frank Borman en la Nochebuena de diciembre de 1968 desde la Apolo 8, siendo la primera imagen en la que tuvimos consciencia cierta de cómo es nuestra casa común LA TIERRA.

Nuestra casa común: liderémosla mejor

Nuestra foto de portada corresponde a la Puna de Atacama, altiplanicie desértica que se encuentra a 4.500 metros sobre el nivel del mar y que abarca una extensión de 180.000 km2 (un tercio de la superficie de España) distribuida un 15% Chile y un 85% Argentina, enclavada en la propia Cordillera de los Andes, siendo esta región el lugar con menos humedad atmosférica del planeta.

Las zonas áridas del liderazgo

¡Todos somos 300! Un ideal y compromiso de liderazgo espartano llevado a la pantalla de manera más épica que real, más literaria que la historia misma. Pero más allá de las motivaciones y los detalles emocionales propios de los relatos épicos, la verdad histórica prevalece: Leónidas se echó a su espalda (a su lanza y su escudo) la responsabilidad de toda una nación e hizo frente al reto de motivar la reacción colectiva de aquellas polis griegas más pendientes de sus diferencias, que de sus enemigos comunes. Le costó la vida, pero alcanzó el éxito. Una lección de la historia que sigue hoy más viva que nunca cada vez que conectamos los informativos del televisor y vemos la información parlamentaria. ¿Quién será nuestro Leónidas?

Líderes espartanos

Nuestra foto de portada nos muestra una de las típicas conferencias TED que se han popularizado a lo largo y ancho del planeta, por la calidad y diversidad de sus ponentes.

Conferencias tipo TED ayudan al ejercicio de un liderazgo efectivo

Nuestra foto de portada es el ejemplo de lo que se considera una prueba de máxima superación más allá de lo deportivo, en lo humano, por la constante necesidad de adaptar la nave a la fuerza de las olas, los vientos huracanados y a que el más mínimo error te deja fuera de la competición. Esta embarcación está dando la vuelta al mundo por el siempre peligroso Cabo de Hornos, el punto geográfico más meridional del Planeta y una de las rutas que durante años ha sido el bautismo de fuego de los marinos por sus fuertes vientos y oleajes así como la presencia de icebergs. Navegar por esta región aún sigue considerándose uno de los mayores retos náuticos.

Todo líder tiene que cruzar su particular Cabo de Hornos

Nuestra foto de portada nos muestra una imagen insólita y espectacular que sucede en el Parque Nacional Lago Kariba, de Zimbabwe, en el África sur-oriental, que mientras una leona vigila a los cocodrilos, la compañera de la manada hace un salto con gran velocidad y reflejos para evitar ser atacada, que dejará descolocados a estos grandes reptiles. Según los expertos, la leona que es una estratega de la caza, nunca deja de sorprendernos con sus astutas tácticas para vencer los obstáculos de la naturaleza y neutralizar a sus enemigos más directos. En definitiva, nada de lo que no nos suceda a diario en la vida profesional, especialmente cuando vamos ascendiendo posiciones, y mucho más aún, cuando se detenta el poder que el liderazgo nos da, porque pueden generarse amigos y enemigos. Es inevitable. Pero también es responsabilidad de los buenos líderes y de los que hoy lo son en potencia y están haciendo un aprendizaje para ocupar posiciones de liderazgo el día de mañana, saber cómo reaccionar frente a los desafíos del entorno y a veces, como defenderse de los ataques que asumen distintas formas y colores, tales como competidores, proveedores, inversores, miembros del consejo, integrantes de un equipo A, etc.

Reflexionando mediante 11 lecciones de liderazgo

Nuestra foto de portada nos ilustra sobre cuál es la configuración del carácter del líder, considerando que el “yo auténtico” como sello personal está predeterminado por la capacidad de adaptación al cambio y situaciones diversas (versatilidad), la capacidad de autodesarrollo constante y el liderazgo de responsabilidad.

Liderazgo del “yo auténtico”

Nuestra foto de portada nos muestra el momento previo al cruce de un río en Siberia, en una de las tantas etapas que Ewan McGregor y Charley Boorman realizaran en 2004 al hacer la circunvalación del globo en moto en sentido este-oeste desde Londres hasta Nueva York. Una travesía durísima que después de haber cumplido con éxito los 30.577 km, puso a prueba una vez más el desafío permanente que el hombre a través de la historia se ha impuesto para vencer barreras geográficas y superar siempre récords impuestos en otras aventuras anteriores.

Leadership Long Way Round: formación intensiva de líderes
Nuestra imagen de portada es muy elocuente de cierto confusionismo, a veces hasta interesado, que se genera por el uso inadecuado de determinados términos en el lenguaje habitual del Management y el liderazgo. El término “disrupt” significa interrumpir, quebrantar, desorganizar, desbaratar planes, entre otras acepciones. La doctrina ya le ha dado un lugar preferencial, por tanto, cuando nos referimos a disruptive leadership, también tendremos que tener en cuenta los “carteles” indicadores de nuestro camino de hoy que nos advierten debajo del de “disrupt” como sigue: uno de “change” (el cambio en todas sus facetas que hemos explicado reiteradamente desde esta tribuna); “shake up” que significa estimular, agitar, conmocionar o reorganizar; “challenge” que es reto, desafío o tomar parte en una competición; “evolve” que implica evolucionar, desarrollarse gradualmente, especialmente de formas o estructuras más simples a más complejas, entre otras acepciones.
Disruptive Leadership
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,25