www.media-tics.com

    

Nuestra imagen de hoy es el objetivo que debemos imponernos para relajar cuerpo y mente, llegando casi al nivel en el que una persona no seinmuta por nada y que no tiene peligro alguno en derredor.

Afirmar que los líderes organizacionales actuales están muy ocupados es una obviedad. La cuestión, no es tanto la cantidad de horas que dedican a ejercer sus responsabilidades, sino cómo les afecta y les carga de tensión. Si no aprenden métodos para lograr cierta distensión, el cuerpo y también la mente pasan factura.

Meditación y liderazgo

Existendos palabras que aunque parezcan que tienen sus respectivos ámbitos de actuación, caso de “innovar” y “crear” en el proceso de crecimiento y desarrollo de las organizaciones, no están tan distantes en cuanto a la configuración de la personalidad. Es más: existe una mutua dependencia, aunque como veremos con matices.

La innovación depende de la creatividad y esto es algo que se puede empezar a construir hoy mismo. Cuanto más innovadores seamos en la resolución de los problemas o al abordar los temas desde enfoques diferentes, saldrá a la luz lo mejor de nosotros mismos. ¿Por qué es importante este enfoque? Porque lo que impulsa la innovación es la creatividad. Y cuánto más libertad creativa tengamos mejor será el rol del que dispongamos en el proceso innovador.

Las personas como fuente inagotable de innovación y creatividad
¡Que no hay mejor motivación que iniciar unas vacaciones no hay quién lo dude! ¡Que el título de hoy induce a la automotivación! Pues claro que sí. En nuestra espectacular foto de portada, apreciamos la grandeza de la naturaleza en “The Spencer Glacier”, glaciar que está ubicado entre las montañas Kenai y el Chugach National Forest en la península que se extiende al sur de Anchorage, Alaska. No existen caminos para llegar a esta belleza natural, pero sí se puede navegar en kayacks admirando las increíbles vistas del glaciar y de icebergs flotando en lago Spencer.
No me moleste: estoy en modo “on vacation”

Con la panorámica de los fiordos noruegos pretendemos que la primera impresión de nuestros lectores/as, sea de una placidez y especial serenidad que provoca esta imagen de bellezas inigualables. Una panorámica que deja sin palabras y alimenta una visión positiva sobre la manera en que comprendemos y sentimos nuestro entorno. En el caso de la naturaleza, no tenemos influencia en ella, más bien ella la tiene en nosotros, porque nos insufla todo esa relajación mental y espiritual tan necesarios, para enfrentar otros entornos más hostiles a los que a diario nos enfrentamos. La cuestión radica en si vamos a tener la actitud positiva que tenemos cuando admiramos las bellezas naturales o nos olvidamos de éstas y pensamos que estamos solos contra el mundo.

Positive thinking: más feliz en el trabajo y en la vida

Cuando se trata de deporte de alto riesgo como el alpinismo, la vida de un integrante de una expedición depende de la forma en que él actúe y también de la manera en que lo hace el resto de miembros del equipo, ya que cuando se rebasan los 8.000 metros no hay lugar posible para cometer errores. Unos dependen de otros. Nuestra foto de portada nos muestra a un alpinista escalando el Everest (8.848 m) que delimita la frontera entre China y Nepal, siendo que su éxito individual como de grupo, dependerá no sólo de su pericia sino de la confianza que tenga en el resto de compañeros y la que en él depositen los demás.

A nivel de superficie, en el ámbito de las organizaciones, sucede algo parecido, aunque si bien el líder no lleva máscara de oxígeno, con frecuencia se respira aire muy contaminado porque las circunstancias adversas y la pérdida de confianza en el líder, permite crear ese aíre irrespirable.

Hoy vamos a tratar cómo hacer para crear esa confianza que sea potenciadora de las buenas relaciones interpersonales. Vamos a pivotear en nuestro desarrollo sobre la pregunta ¿cómo crear confianza?

Trust leadership (Liderazgo basado en el poder de la confianza)
¿Qué es lo que caracteriza al mundo de los negocios? No por sencilla la respuesta deja de ser una gran verdad: obtener beneficios. Pero podemos ampliar el alcance del término beneficios, porque no sólo lo utilizamos en sentido estrictamente contable y financiero, sino en otros aspectos, por ejemplo, en cuanto cómo están funcionando los equipos de trabajo; cómo son las relaciones interpersonales entre miembros de diferentes equipos y/o departamentos, así como la relación que mantienen con la dirección; cuál es el tipo de liderazgo que se está ejerciendo en la organización y un largo etcétera.

Pero es que nuestro estilo de vida y la cultura occidental tanto en los negocios como en la vida, nos enfrenta siempre a una dualidad, tal como ser ganadores o perdedores; haber sido exitosos en el último lanzamiento de producto o por el contario haber fracasado, etc. Los opuestos son parte de nuestra esencia humana y caracterizan sin lugar a dudas todas nuestras acciones. La cuestión no es cerrarse a aceptar o rechazar determinados comportamientos como si fueran una especie de “black box”, sino de aprender a convivir con toda la gama de formas de actuar, comportamientos y conductas de personas, líderes y organizaciones.

Esta frase tantas veces repetida de que una imagen vale por mil palabras, nos la recuerda nuestra foto de portada que muestra el interior de un avión en Corea del Sur, en el que la característica principal es que las NT’s están a nivel individual de los pasajeros. El mundo digital ha irrumpido en nuestras vidas a través de productos y servicios, pero también lo está haciendo y de manera acelerada en nuestro forma de pensar. No prestar atención a esta realidad es lisa y llanamente ignorancia tecnológica y lo que ella representa para la evolución de las sociedades actuales y del futuro.

Durante las últimas tres décadas hemos asistido a diferentes tipos de debates en el amplio campo del Management y el liderazgo. Pero sin duda uno de los más sonados, es aquel que subyace en el ámbito de los inversores y accionistas a la hora de decidir qué cosas de entre estas tres es la más importante, o dicho en otros términos, cuál es el orden de importancia en que deberíamos ponerlas: productos, mercados o personas de una organización. Pero a pesar de la duda que siempre sobrevolara la mente de los que invierten o los que realmente tienen el capital en las empresas, los líderes efectivos ya hace entre diez y quince años que sin dubitación alguna, han puesto a la gente en la “pole position” de estos tres factores. Es evidente que personas con talento pueden diseñar y crear productos y empresas sobresalientes. Pero además y clave en el camino del éxito, es ese talento el que va a generar las posibilidades reales en la venta de los productos.

Pensando digitalmente

La psicología se ha preocupado durante décadas en explicar qué es un “ser auténtico”, pero ha tenido que ser la psicología social aplicada en el propio terreno de las organizaciones, la que ha diseccionado esta cualidad y analizado cómo encaja en las relaciones interpersonales. De ahí que nuestra foto de portada, una cebra de la llanura del Serengueti, en Tanzania, la usemos como referencia clara de lo que es nuestra marca al nacer, que en el amplísimo universo animal, pocas criaturas tiene un sello tan característico como la cebra.

En cambio, en los seres humanos la autenticidad hay que descubrirla o mostrarla, por ello nuestro título de que “se lleva a flor de piel”, porque de las acciones y actitudes de las personas, surge nuestra metáfora humana que es como si marcásemos en nuestra epidermis las rayas inconfundibles de una cebra.

La autenticidad se lleva a flor de piel

Hoy nos dirigimos a todos los alumnos/as que están cursando un master o un postgrado, así como a todos aquellos/as que ya hayan finalizado o uno u otro y están en un proceso de cambio de puesto de trabajo.

Una de los más reconocidos atributos del séptimo arte a lo largo de su historia, es que ha tenido la capacidad de hacer una autocrítica cruda y sin “medias tintas” que vale tanto para la sociedad norteamericana como para cualquier otra a nivel planetario. En nuestra foto de portada vemos una escena de “Working Girl” (1988) de Mike Nichols que en España se llamó “Armas de mujer”, que relata la historia de una secretaria ejecutiva (Melanie Griffith) y retrata de manera magistral las ambiciones de la gente que trabaja en el ámbito de las grandes corporaciones norteamericanas. Como se dice coloquialmente, nos viene “como anillo al dedo” a fin de explicar cuántas otras cosas hay que tener en cuenta que no están en los módulos que hemos estudiado en el master que ya hemos finalizado, o en el postgrado que estamos realizando, para tener éxito o quizás dicho de una manera más prudente, salir airosos de la entrevista que nos empiece a cambiar la vida. ¡Al menos eso es lo que creemos! Que nuestra vida va a dar un giro, porque nos hemos preparado para ello.

Cada vez que un profesor de un master o un curso de postgrado termina de impartir su módulo, o en caso de que sea sólo un seminario de una tarde, la mejor recompensa que puede recibir es cuando llegan las preguntas, también reflexiones compartidas y uno o más asistentes se atreven con frases como estas: “gracias…porque este punto de vista ni siquiera se me había pasado por la cabeza”…o “me ha aclarado algo de lo que nunca había comprendido el alcance del tema” y otras similares. ¿A qué se deben estas confesiones? Que el conocimiento va cambiando día a día, no sólo por la propia evolución, sino porque aparecen como de la nada, nuevos datos e información que también se mutan a una nueva categoría (dejan de ser noticas, comunicaciones, opiniones, etc. para convertirse en conocimiento), que se multiplican gracias a las NT’s y la facilidad que hoy día se tiene para la investigación y poner a prueba diversas teorías que no han salido del tubo de ensayo.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Copyright ©2011 Ecointeligencia Editorial, S.L.B85911758
Hilarión Eslava, 27 Bis, 28015 Madrid. T. 91-5449091
contacto@ecoedi.com Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.
0,265625